Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zenarruzabeitia solicita a los consejeros el listado de los proyectos de ley que quieren sacar adelante

El Consejo de Gobierno dio ayer el pistoletazo de salida al proceso de elaboración del calendario legislativo. La vicelehendakari, Idoia Zenarruzabeitia, ha solicitado a los consejeros que preparen un listado con los anteproyectos de ley que pretender sacar adelante durante la legislatura 1999-2002. Los titulares de cada consejería tendrán que adjuntar una memoria individualizada de cada iniciativa legislativa y de todos los aspectos previstos para su elaboración y desarrollo. La oposición ha apremiado al Gobierno para que presente cuanto antes las previsiones.

El calendario legislativo es un instrumento que le sirve al Gobierno para realizar una actuación planificada en esta materia durante los cuatro años de su mandato. Para los partidos de la oposición también supone un documento relevante, ya que le permite conocer las intenciones del Ejecutivo y establecer así sus estrategias. Los consejeros deberán incluir entre sus anteproyectos aquellos que forman parte del programa de coalición PNV-EA. Así, las iniciativas legislativas que el Gobierno tiene ya previsto aprobar en los próximos años son las referidas a Entidades de Previsión Social, Edificación, Vivienda de Protección Oficial, Suelo, Integración de la Legislación Urbanística, Institución Financiera Pública Vasca, ley Municipal de Euskadi, modificación de la Ley de Territorios Históricos (LTH) y de la de Aportaciones. La ley Municipal y la del Banco Público ya figuraban en el calendario de la legislatura anterior. Del ámbito de este documento quedan fuera los anteproyectos de ley de aprobación y liquidación de los presupuestos. Los departamentos entregarán sus listados a la vicepresidencia, que realizará una criba con las propuestas antes de enviarlas al Consejo de Gobierno para que reciban el definitivo visto bueno. No hay ningún plazo establecido para que las consejerías remitan sus informes. Modificaciones En el calendario siempre se incluyen más leyes de las que se aprueban. No se trata de un documento cerrado, ya que en cualquier momento se pueden incorporar proyectos al hilo de los acontecimientos o a propuesta de la oposición. En la pasada legislatura, el Consejo de Gobierno aprobó un calendario inicial y después otras dos modificaciones con nuevas leyes. Sin embargo, en esta ocasión la intención de vicepresidencia es que exista un calendario hasta el año 2002 y que las futuras alteraciones no pasen por el Consejo de Gobierno a efectos de aprobación formal. En el caso de que haya necesidad de incorporar nuevos proyectos se elevará un informe al Consejo de Gobierno y al Parlamento. "Lo que pretende el Gobierno", aseguró un portavoz de vicepresidencia, "es que el calendario legislativo sea único para toda la legislatura, aunque abierto". El Gobierno realizará, con una periodicidad anunal, una evaluciación del grado de cumplimiento del calendario. En la pasada legislatura se aprobaron 55 leyes. Entre ellas destacan algunas como las de Ordenación Universitaria, Exclusión Social, Ordenación Sanitaria, Servicios Sociales, modificación de la Ley de Función Pública, Protección del Medio Ambiente o Pesca Marítima. Sin fecha de presentación La vicelehendakari, Idoia Zenarruzabeitia, compareció ante el Parlamento el pasado 24 de febrero para detallar los aspectos fundamentales del trabajo de la vicepresidencia durante el periodo 1999-2002, entre los que se encuentra la elaboración del calendario legislativo. Zenarruzabeitia no quiso aventurar la fecha aproximada en la que podría entregar el calendario al Parlamento y se limitó a recordar que en la legislatura anterior se entregó en junio, cinco meses después de que se formara el Gobierno, en aquella ocasión integrado por el Partido Nacionalista Vasco, Eusko Alkartasuna y el Partido Socialista. Sí adelantó que, además de los anteproyectos de ley, incluirá los temas estructurales de más envergadura del País Vasco. A diferencia de lo que ocurrió entonces, ahora las incertidumbres ante la posible firma de un pacto de legislatura con Euskal Herritarrok (EH) complican el panorama político. De confirmarse el acuerdo, EH podría sugerir la necesidad de incorporar algún anteproyecto que no hubiera sido recogido por los departamentos del Gobierno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de marzo de 1999

Más información

  • El Gobierno inicia el proceso de elaboración del calendario legislativo