Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TRIBUNALESLAS LESIONES Y LAS AMENAZAS REPRESENTAN EL 62% DE LOS CASOS

Los juzgados de Valencia investigaron en 1998 casi 700 denuncias por violencia doméstica

Los juzgados de la ciudad de Valencia recibieron durante el pasado año 694 denuncias de mujeres que sufrieron la violencia doméstica en alguna de sus múltiples formas. Así consta en el registro informático creado por el decanato de los jueces de Valencia, que en el último mes de 1998 puso en marcha un servicio -bautizado como Vida- en el que se recogen todas las reclamaciones interpuestas por las féminas que denuncian ser objeto de malos tratos, lesiones o amenazas. Precisamente, de la amplia panoplia de delitos denunciados éstos dos últimos -lesiones y amenazas- son los más frecuentes y suman casi dos tercios de los casos, con un 30,69% y un 31,41%, respectivamente.

Paradójicamente, los malos tratos, nombre genérico con el que se denominan las agresiones -tanto las de carácter físico como las de psíquico- que padecen las mujeres suponen únicamente 74 de los 694 delitos denunciados, un 10,66 %. El registro informático impulsado por el decanato y apoyado por los jueces, que la Subsecretaría de Justicia pretende extender por todas las sedes judiciales de la Comunidad Valenciana, fue creado con un objetivo claro: centralizar toda la información exitente sobre la violencia doméstica para facilitar la labor del juez. Los magistrados, con la puesta en marcha de este servicio, disponen del historial de todos los hombres denunciados por sus mujeres, lo que favorece que el juez tome medidas cautelares contra los supuestos agresores -el extrañamiento o incluso la prisión provisional- en caso de que éstos sean reincidentes o especialmente peligrosos. Evitar reincidencias En definitiva, el servicio Vida pretende evitar la repetición de casos como el padecido por Ana Belén Barroso, una madrileña que rozó la muerte tras ser apuñalada por su ex marido, al que había denunciado en 20 ocasiones. La dispersión de las denuncias en juzgados diferentes evitó que los magistrados ordenaran el encarcelamiento del agresor o su alejamiento de la que luego fue, una vez más, su víctima. Con ese objetivo, el registro almacena cualquier tipo de denuncia clasificable en el ámbito de la violencia doméstica. Las mujeres que padecen esta lacra -casadas, de entre 31 y 40 años y con uno o dos hijos, según un retrato robot hecho por la Consejería de Bienestar Social- acudieron a los juzgados de Valencia para advertir que habían padecido desde agresiones sexuales (cuatro) hasta el impago de las pensiones derivadas de la separación matrimonial (una). Aún así, además de las ya mencionadas, las mujeres denunciaron con más frecuencia insultos (49), coacciones (37) o injurias (17) que otros delitos, en principio, de mayor gravedad: agresiones sexuales (cuatro), daños (seis) o acoso (dos). El alto número de denuncias presentadas por las víctimas de estos delitos (694, en Valencia y durante un año) contrasta con el de las mujeres que acudieron a los juzgados tras ser asistidas, previamente, en los tres centros Mujer 24 Horas que la Generalitat ha abierto en las capitales de provincia: 886. Es decir, un 42 % de todas las usuarias de estas dependencias a lo largo del año pasado. Asistencia legal La medida del decanato complementa las medidas tomadas por otros estamentos de la Justicia o la Administración autonómica. Así, la Consejería de Bienestar Social anunció recientemente que financiará la asistencia legal de todas las mujeres víctimas de maltratos. Antes, la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia otorgó a uno de los representantes del ministerio público la responsabilidad de investigar y perseguir todos los delitos relacionados con la violencia doméstica. Y, más recientemente, los jueces de Valencia y Elche han solicitado al Ministerio de Justicia medios materiales y autorización para crear un juzgado especializado en procesar a los supuestos responsables de agredir, en el amplio sentido de la palabra, a sus parejas o cónyuges.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 1 de marzo de 1999