Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El nuevo partido de Sergio Marqués, el URAS, le proclama presidente y candidato electoral

El presidente del Principado de Asturias, Sergio Marqués, fue aclamado ayer como presidente de la Unión Renovadora Asturiana (URAS), la fuerza política promovida por sus seguidores tras la crisis abierta hace un año en el seno del PP regional, y como candidato electoral de la nueva formación en las elecciones autónomicas de junio próximo.Marqués, que fue el único aspirante que se postuló para ambas responsabilidades, fue elegido por 546 votos a favor, dos en blanco, cuatro nulos y ninguno en contra en el transcurso del congreso fundacional de URAS, celebrado ayer en Gijón, con asistencia de más de medio millar de delegados, y que estuvo marcado por el acentuado tono regionalista de todas las intervenciones.

Marqués hizo en sus dos intervenciones una apasionada defensa de la "dignidad" de Asturias y de las instituciones autónomicas, así como de la capacidad de decisión de la propia región, con rechazo expreso a las ingerencias desde otras administraciones y ámbitos de responsabilidad, en velada pero explícita referencia al vicepresidente primero del Gobierno de la nación, Francisco Álvarez-Cascos, y a su protagonismo en el origen de la crisis del PP de Asturias, hace hoy un año. Estas alusiones críticas de Marqués al intervencionismo de Cascos en la vida política asturiana y a los métodos de "ordeno y mando" suscitaron las más acaloradas ovaciones con los delegados puestos en pie.

Autogobierno

El URAS reclama un trato igualitario para el conjunto de las 17 comunidades autónomas, reconociéndoles a todas, "sin distingo", "los máximos niveles de autogobierno considerados dentro del ámbito de la Constitución Española", según señala la ponencia de política institucional, defendida por Marqués y aprobada con sólo una abstención. "O cumplimos la Constitución en todos sus extremos", señaló Marqués, "y reconocemos, por tanto, a todas las comunidades autónomas igualdad de derechos y capacidades, u optamos por variar la Constitución. No caben autonomías de primera y de segunda". "La situación actual" del Estado de las Autonomías, señala la ponencia política aprobada, "no resulta en modo alguno satisfactoria para nuestra comunidad ni se ha agotado en modo alguno las posibilidades de autogobierno a las que desde la propia Constitución Española pueden acceder las comunidades autónomas". Este talante asturianista de URAS se ha visto fortalecido con la incorporación de afiliados procedentes de grupos nacionalistas, y en particular de Liga Asturiana, uno de los cuales se dirigió a los delegados en asturiano.

El congreso constituyente del nuevo partido asturiano invistió a Marqués de un liderazgo fuerte. Según Marqués, "URA nace para ocupar un espacio de centro autonomista y renovador", "entendiendo el centro no como la equidistancia entre las posiciones de izquierda y derecha, sino como el punto de encuentro donde tienen cabida quienes, por encima de las ideologías particulares, sean capaces de anteponer Asturias a los intereses partidistas". Asturias, dijo, "es nuestra única ideología". "Somos claramente regionalistas, pero aquí hay personas que vienen de muy distintas procedencia".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de febrero de 1999