Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ordenado un paro biológico que afecta a los barcos que pactaron con Gibraltar

Un total de 24 barcos de Algeciras, Tarifa y La Línea de la Concepción que faenan con las artes de cerco en aguas próximas a Gibraltar iniciarán el 1 de marzo un paro biológico de dos meses que los afectados califican de "inesperado". Este descanso (que aplica un plan aprobado por las administraciones a instancias de armadores y cofradías de pescadores) se produce después del acuerdo al que llegaron con el Gobierno de Peter Caruana los perjudicados por el conflicto pesquero con el Peñón.

Los responsables del sector pesquero algecireño, a los que se unieron los de Tarifa y La Línea, remitieron ayer sendos escritos de protesta a la Junta de Andalucía y al Gobierno central por la desinformación a la que se han visto sometidos en relación a esta parada. Esta medida aplica un plan de pesca elaborado a instancias de la Federación Andaluza de Cofradías de Pescadores y de una asociación de armadores de Almería, que fue aceptado por la Junta de Andalucía, la Secretaría General de Pesca y la Unión Europea, y que afecta a 160 barcos de puertos de la zona mediterránea de esta comunidad.Jorge Campos secretario general de la Cofradía de Pescadores de Algeciras aseguró ayer que "la decisión comunicada por la Dirección General de Pesca ha sido acogida con sorpresa, ya que aún no ha sido publicada ni en el BOJA ni en el BOE, por lo que ha causado gran malestar entre los marineros y los armadores".

Por su parte, Pedro Maza, presidente de los armadores andaluces, manifestó que "hay problemas en el sector porque las ayudas son mínimas para soportar los dos meses que dura este paro, que ha llegado por sorpresa". "Por poner un ejemplo, un barco de unas 10 toneladas de media recibirá una ayuda de algo más de 200.000 pesetas, por lo que al tener que pagar la empresa las aportaciones a la Seguridad Social, por las regulaciones de empleo de los trabajadores, los gastos acaban con las subvenciones", agregó Maza que aclaró que "las ayudas económicas dependen en su cuantía de un baremo establecido por la Unión Europea por la paralización temporal".

Estos barcos suelen oscilar entre las 10 y las 30 toneladas, aunque en la zona de Almería existen hasta de 50 toneladas, por lo que también varía el número de marineros empleados por barco. En el caso de la flota que faena en aguas próximas a Gibraltar, las tripulaciones están compuestas por unas ocho personas.

Los armadores iniciarán hoy la entrega de los roles (documentación del barco) en las distintas capitanías marítimas "ya que de no ser así no optarían a las ayudas económicas y serían sancionados al tener esta parada biológica carácter obligatorio".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de febrero de 1999

Más información

  • Los pescadores dicen que no estaban avisados del descanso obligatorio