Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las vacaciones de los médicos condicionan la cita previa sanitaria

En el ambulatorio Virgen de los Reyes de Sevilla, los usuarios hacen cola durante dos horas de media para poder acceder a una cita con el especialista. Pero, cuando les llega el turno, se encuentran con que los meses de julio, agosto y septiembre, han "desaparecido" del programa de "cita previa". "El motivo", denuncia una trabajadora adscrita a este servicio, "es que hasta que los médicos no planifiquen sus vacaciones, la dirección ha ordenado suprimir estos tres meses". "No será por más de 15 o 20 días", aclara la directora del centro, María Jesús Montero. "Según vayan los médicos diciéndonos la fecha de sus vacaciones, iremos incorporándoles de nuevo al programa". Además, Montero insiste en que esto es algo "habitual" en los centros de salud; y, añade, que "de esta forma se evita el tener que avisar posteriormente a los pacientes para anularles la cita concertada para el verano". Sin embargo, trabajadores de este servicio aseguran que son muchos los médicos que cambian varias veces las fechas de sus vacaciones, por lo que, al final, "siempre acabamos avisando a los enfermos". Más injusto es que las personas que van ahora a pedir cita la reciban para octubre, cuando habrá otras que, si el médico de turno organiza pronto el verano, obtendrán, solicitándola más tarde, cita para agosto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de febrero de 1999