El PSOE llevará al Parlamento la tregua de ETA

El secretario general del PSOE, Joaquín Almunia, anunció ayer, en la rueda de prensa posterior a la reunión de la dirección de su partido, que los socialistas no renuncian a llevar al Congreso la situación en el País Vasco y las consecuencias que se derivan de la tregua de ETA. Almunia informó a la comisión permanente de la Ejecutiva sobre la reunión que el martes pasado mantuvieron en La Moncloa el candidato socialista a la presidencia del Gobierno, José Borrell, y el jefe del Ejecutivo, José María Aznar.Almunia precisó que, a pesar de las declaraciones del ministro portavoz, Josep Piqué, descartando un debate parlamentario, el PSOE se opone a que unos posibles contactos del Gobierno con ETA o su entorno se hagan al margen del Congreso y el Senado. "El Parlamento debe decidir lo que debemos hacer quienes, mayoritariamente, no estamos dispuestos a arrodillarnos ante los planteamientos del frente nacionalista de Estella", dijo.

Borrell no asistió porque estaba en Barcelona para reunirse con la dirección del PSC, de la que también es miembro. Tras entrevistarse con el candidato socialista a la presidencia de la Generalitat, Pasqual Maragall, Borrell aseguró que no hay "ninguna discrepancia" entre ambos, pese a sus públicas diferencias sobre la propuesta nacionalista de suprimir el Ministerio de Cultura. Almunia se refirió también a los posibles pactos con el PP vasco después de las elecciones de junio. "En el PSOE no vamos a equiparar nuestra preocupación por la situación en Euskadi y la falta de iniciativas del Gobierno con un simple apaño postelectoral", afirmó.

Evitar la división

El secretario general de los socialistas también quiso dejar claro que las preocupaciones de su partido van más allá de los posibles pactos tras los comicios. A su juicio, este planteamiento significa "desenfocar" los problemas de fondo. Almunia se preguntó de qué valdría que un acuerdo PP-PSOE impidiese que los nacionalistas gobernaran en Vitoria, por ejemplo, si el resto de las instituciones autonómicas, forales y municipales vascas "emprenden un camino de no retorno" impulsado por los partidos nacionalistas."¿Es que alguien se cree que la solución para el País Vasco es que vuelva a haber dos provincias traidoras y dos provincias carlistas?", se interrogó el líder socialista.

Almunia también se refirió a los actos vandálicos que cada fin de semana se suceden en las calles vascas. "Vamos a salir al paso frente a toda complicidad o connivencia con quienes hoy tiran un cóctel mólotov, ayer disparaban en la nuca y mañana pueden hacer las dos cosas, porque no condenan ni lo uno ni lo otro", dijo el dirigente del PSOE, quien matizó que su partido no hace distinciones por la afiliación de las víctimas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS