Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El triunfo de lo caló

La comparsa La Parra Bomba, original de Luis Galán y Ramón de los Ríos, llegó al concurso de puntillas y ha terminado con el primer premio. De puntillas porque es el espíritu que caracteriza a ese grupo de El Puerto de Santa María, integrado por varias personas de etnia gitana: es decir, sin hacer ruido y a lo suyo. Y lo suyo ha sido disfrutar tanto en cada actuación que lograron desdramatizar el paso de las agrupaciones por el Teatro Falla. El primer premio que han obtenido en la modalidad les sumerge directamente en la polémica. Habría que remontarse a 1980 para toparse con el primer premio de otra comparsa de El Puerto de Santa María, un sector de cuya afición alimentó el antagonismo con la capital. Por detrás de La Parra Bomba, los veteranos Joaquín Quiñones y José Martínez obtuvieron el segundo premio para El Circo, seguidos de Antonio Martínez Ares y Los Templarios, relegados al tercer puesto. Para Los Musiquitas, una joven comparsa, fue el cuarto galardón de una final que duró ocho horas. El jurado leyó su veredicto al filo de las seis de la mañana. Los Yesterdays Ha sido para la chirigota Los Yesterdays la victoria. Justa y merecida, según apuntaban desde el primer día las quinielas de los aficionados. Juan Carlos Aragón ha sabido imprimirle un giro irónico y culto a su agrupación que la aleja en ocasiones del resto de la modalidad; quedan para el libreto antológico del año algunos pasodobles suyos como el que dedicó a Andalucía, aplaudido de pie por los espectadores. Los Pofesionales se alzan con un meritorio segundo premio y por detrás, Los Panchitos de Guardalajarra y Los Hijos del Lama cierran los premios de la categoría. El coro de Kiko Zamora y Rafael Pastrana, La Cuesta de Jabonería, obtuvo el primer puesto de la clasificación con un tipo sencillo y castizo de gitanos del gaditano barrio de Santa María. La musicalidad clásica y la interpretación con pocas pero elegidas voces le ha respaldado para alzarse con el triunfo. Les sigue El Ventorrillo, de Antonio Miranda y de Juan Antonio Lamas, una recreación carnavalesca de los días en que Cádiz era asediada por los ejércitos napoleónicos, visto desde el interior de un ventorrillo de la época. Para el coro La Prevención, de Julio Pardo y Antonio Rivas fue el tercero y para El Gramófono, de Fernando Migueles y José Marchena, el cuarto premio. El único cuarteto actuante en la Final, la peña Los Pejigueras, de José Antonio Vera Luque, mereció el primer galardón. Tras la celebración de la final del concurso, que recuperó el ambiente de los aficionados de antaño gracias a que la reventa se quedó con pocas entradas, el Carnaval de Cádiz se traslada a la calle. Este mediodía se celebrará el primero de los carruseles de coros en los alrededores del mercado de abastos. La fiesta, que comenzará en torno a las 14.00 horas se prolongará hasta bien entrada la noche, cuando el ambiente se trasladará al tradicional barrio de La Viña. El segundo de los carruseles se celebrará mañana, día festivo en Cádiz. A la vez, las chirigotas, de concurso y callejeras, desgranarán sus repertorios en los alrededores del mercado de Abastos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de febrero de 1999

Más información

  • La victoria de una comparsa de El Puerto de Santa María marca el fallo del jurado del Carnaval de Cádiz