Condenado a 27 años por matar a golpes de pala a una compañera

La Audiencia Provincial de Málaga condenó ayer a 27 años de prisión a un hombre de 40 años que mató, con 11 golpes de pala en la cabeza y en el tórax, a una compañera de trabajo -María Belén P. C., de 20 años- de quien estaba enamorado. El procesado, Francisco S. R., que también ha sido condenado a indemnizar a los padres de la víctima con 25 millones de pesetas, incurrió, según la sentencia, en la circunstancia agravante de abuso de confianza y en la atenuante de arrepentimiento espontáneo.

El crimen ocurrió el 1 de febrero de 1996, cuando el condenado golpeó a su víctima en la parte posterior de la cabeza con una pala de albañilería y, ya en el suelo, la golpeó de nuevo en la parte superior del tórax, le causó herida incisocontusa en el mentón, y terminó con otro golpe en la cabeza.

Según la sentencia, la joven empezó a trabajar en 1993 en la empresa, de azulejos y pavimentos, y el condenado "pronto sintió atracción física y quiso ser correspondido", pero María Belén tenía novio y "reaccionó de forma clara y tajante". Francisco S. R. persistió en sus requerimientos tres años consecutivos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción