Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Telefónica Móviles pide una licencia para poder operar en telefonía fija

Telefónica Móviles, que comercializa las marcas MoviStar y MoviLine, presentó ayer ante la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) una solicitud de licencia para prestar servicios de telefonía fija. La iniciativa de Telefonía Móviles, filial del grupo Telefónica, responde a la ofensiva lanzada por su más inmediato competidor, Airtel, que ha obtenido ya una licencia de las mismas características. El objetivo de Telefónica Móviles es prestar sus servicios en igualdad de condiciones que la competencia, ya que Airtel podrá empezar a ofrecer en breve servicios y precios integrados para comunicaciones móviles y fijas. Aunque Telefónica dispone de la mayor infraestructura de red fija para poder integrar sus servicios, tiene tarifas reguladas por el Gobierno en el área de la telefonía fija, lo que no ocurre con su filial de móviles.

Si la CMT concede a Telefónica Móviles la licencia B1 -permite prestar servicio de telefonía fija mediante el establecimiento o explotación de una red pública- la compañía podrá integrar telefonía fija y móvil con libertad de precios, aunque tendrá que negociar con su casa matriz las condiciones de interconexión de redes como está haciendo su competidor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de febrero de 1999