Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
XIII CONGRESO DEL PP

Los veteranos y los 'barones' pujan por estar en la cúpula

Aunque José María Aznar no admite presiones, sí escucha consejos y recomendaciones. Estos días está oyendo muchas. Desde que, el pasado verano, él mismo puso en marcha este proceso de renovación de la cúpula del PP, con su primera intervención política en un pueblo de Castellón, empezaron a conocerse algunos de los nombres que serían depurados de la actual ejecutiva. Los primeros en caer de esas quinielas fueron un grupo de veteranos dirigentes del PP, en su mayoría procedentes de la UCD, que sólo por edad pueden encuadrarse dentro de lo que en este partido se conoce como vieja guardia. Fuentes de la dirección del PP filtraron entonces que se produciría una "drástica" purga.El presidente del Gobierno ha confirmado, sin embargo, esta misma semana, la presencia en su lista para el nuevo Comité Ejecutivo del PP de varios de esos teóricos candidatos a ser sustituidos. Aznar ha revelado que cuenta para el futuro con la experiencia de Rodolfo Martín Villa, actual presidente de Endesa; de Félix Pastor Ridruejo, que dejará el Comité de Conflictos; y de Gabriel Cisneros, secretario general del grupo en el Congreso y posible secretario ejecutivo de Formación. También se da por prácticamente segura la continuidad de otro histórico, José Miguel Ortí Bordás, que ahora es miembro del comité por invitación especial de Aznar, no por haber formado parte inicialmente de su lista.

Miembros natos

Las posibilidades de incorporarse a esa privilegiada candidatura, en la que sólo caben 30 personas, son muy limitadas. Pero luego Aznar puede estirar el número de integrantes de la dirección por distintas razones, previstas en los estatutos. Por ejemplo, son miembros natos los 10 presidentes autonómicos del PP y ahora, como novedad, los presidentes regionales del partido. En realidad, las mismas personas, salvo en tres casos.La importancia de los barones del PP se medirá también por otras incorporaciones regionales al comité. Aznar tiene muy en cuenta, como ha demostrado con sus últimos nombramientos, lo que en el PP denominan "cohesión territorial". No en vano el presidente del congreso será un catalán, Alberto Fernández, candidato a las próximas elecciones a la Generalitat.

El nuevo portavoz en el Senado, el valenciano Esteban González, es un hombre de Eduardo Zaplana, y podría llevar a partir de ahora, además, la política autonómica del partido. Mercedes Fernández, asturiana y de confianza total de Francisco Álvarez Cascos, se apunta para controlar el área municipal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de enero de 1999