Tribuna:Tribuna
i

Punto cero

El mercado de valores español recuperaba ayer el nivel de apertura del ejercicio ante la ausencia de problemas relevantes. La crisis de Brasil continúa en estado latente y los rumores sobre una posible devaluación en China se han apaga do, al tiempo que la comparecencia del presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Alan Greenspan, resultó muy moderada, al referirse sólo a algunos matices sobre el gasto público —hay que subir los impuestos o bajar las pensiones—, mientras dejaba tranquilos los tipos de interés.

Los mercados europeos celebraron ese anuncio de estabilidad relativa afianzando lo conseguido en jornadas anteriores, lo que en el caso español suponía volver al nivel del 30 de diciembre pasado al subir el índice general de Madrid el 1,96%, 16,72 puntos, hasta 870, 31.

La contratación superó a la de la jornada anterior por muy poco, para alcanzar los 833,34 millones de euros, 138.656 millones de pesetas. Esta cifra es la segunda más baja del año, tras la del miércoles, y muestra que se han acabado los excesos, los que hacían subir el índice un 5% o bajar un 6%.

Para algunos intermediarios es evidente que la actual altura de los precios, y sobre todo el volumen negociado, recoge mejor el ambiente de crisis, pero sin darle el dramatismo de las jornadas de apertura del ejercicio. La mayoría insiste en que las ganancias de las bolsas deben amoldarse a los niveles de rentabilidad de la deuda y mejorarlos en algunos puntos, pero no hay que contar con que lo hagan cada mes.

[Wall Street cerró la sesión con un alza de 81,10 puntos (0,88%) en el índice Dow Jones, que quedó en 9.281,33.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0028, 28 de enero de 1999.