CULTURA El PSPV rechaza el instituto de restauración por "inútil" y sectario

El portavoz adjunto del grupo parlamentario socialista, Jesús Huguet, enumeró ayer toda una serie de razones por las que el PSPV se opone al proyecto de ley de creación del Instituto de Restauración y Conservación. Con el dictamen del Consell Jurídic Consultiu sobre la mesa, que ha presentado entre 40 y 50 observaciones a la redacción del proyecto de ley, el diputado sostuvo que el instituto "da la sensación" de que es un "traje a medida para alguna o algunas personas". Dijo que esconde "intereses ocultos" porque no describe los elementos de control externo a los que estará sometido "ni define sus objetivos" y se "permite autonomía económica, de gestión, administrativa, de funcionamiento y de nombramiento personal". En este sentido, insistió, con ironía, en que el sistema de elección será "digital". El proyecto de ley está auspiciado por la dirección general de Promoción Cultural, Museos y Bellas Artes, que desempeña Consuelo Ciscar, cuyo principal asesor en materia de restauración es Manuel Marzal. Huguet añadió que el proyecto de ley es "emblemático y simbólico" del proceder legislativo del Consell, que presenta a las cortes normas "pensando más en la cantidad que en el valor intrínseco de la ley". De hecho, calificó de "inútil" el proyecto porque se podría haber desarrollado a través de un reglamento de la reciente ley de Patrimonio Cultural, con la que, afirmó, entra en contradicción en muchos artículos. En este punto, Huguet hizo referencia a que la ley de Patrimonio señala cuáles son los órganos consultivos y asesores en el ámbito de su competencia, mientras que el proyecto de ley "monta un órgano asesor que es distinto y contradictorio" con el citado texto normativo. También indicó que la iniciativa entra en colisión con la Ley de creación del Instituto de Cinematografía Ricardo Muñoz Suay,porque a este proyecto de ley le compete todo "desde un cromo a una catedral". Por todo ello, el diputado dijo que espera que al final no llegue a presentarse en el parlamento el proyecto de ley. Los socialistas han presentado, por su parte, una enmienda a la totalidad al texto señalado. Problemas añadidos La creación de un instituto de Restauración nacería, además, con otro problema. Los estudios superiores no universitarios en Conservación y Restauración todavía no están implantados en la Comunidad Valenciana, pese a que Cataluña y Madrid lo hicieron en 1991. El problema reside, a juicio de algunos expertos, en la labor de obstaculización impulsada por el rector de la Polictécnica Justo Nieto para evitar la implantación de estas enseñanzas que entrarían en competencia con los estudiantes de Bellas Artes, que son quienes, hoy por hoy, están ejerciendo la restauración sin tener el nivel formativo adecuado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0028, 28 de enero de 1999.