Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El precio de las farolas de Valencia motiva un agrio debate en el pleno municipal

El precio de las farolas que el Ayuntamiento de Valencia instala en la ciudad motivó en el pleno de ayer un agrio debate entre los ediles de la oposición y el delegado del área, Juan Vicente Jurado. Éste, tras ser acusado de beneficiar a las empresas contratistas, arremetió contra socialistas y regionalistas. La alcaldesa, Rita Barberá, se vio obligada a intervenir para zanjar una discusión en la que salieron a relucir graves acusaciones. PÁGINA 5

UV acusa a Barberá de permitir beneficios del 20% a las contratas municipales

La pregunta de por qué el Ayuntamiento de Valencia no compra en fábrica las farolas que se instalan en la ciudad, lo que supone a las arcas municipales un sobrecosto del 13% en uno de los modelos, generó ayer una agria polémica en el pleno, en el que salieron a relucir términos como "mentiroso", "sectaria", "embustero", "tergiversación", "amiguetes"... Las acusaciones cruzadas entre el delegado de Alumbrado, Juan Vicente Jurado, y los ediles Társilo Piles, de UV -que denunció como "práctica habitual" beneficios del 20% para las contratas- y el socialista Rafael Rubio obligaron a la alcaldesa, Rita Barberá, a intervenir para frenar lo que amenazaba con convertirse en un escándalo. La gestión del área municipal de Alumbrado ha estado desde hace tiempo en el ojo del huracán por el elevado número de farolas instaladas -excesivo, según la oposición y las asociaciones vecinales- y lo que el Ayuntamiento ha pagado por ellas. El pleno abordaba ayer los nuevos precios del modelo Exposición, el que se ha colocado en la Alameda, que hasta ahora costaba 1,7 millones de pesetas y que, merced a las gestiones realizadas, ha quedado reducido a 1,2 millones, aunque finalmente, gracias a las bajas ofertadas por las empresas contratistas, costarán al Ayuntamiento 954.000 pesetas. Sin embargo, el precio de fábrica de ese modelo es de 840.000 pesetas. Rubio preguntó por qué el Ayuntamiento no compra directamente las farolas y Jurado le espetó que se agarraba a "una pared lisa". En el segundo turno el socialista dijo que la alcaldesa permite que las empresas que detentan la contrata de alumbrado "cobren a los valencianos mucho más de lo que valen las farolas", y Piles se mostró sorprendido: "No sé de qué os extrañáis", dijo dirigiéndose a los bancos de los socialistas, "es la norma, esta es una práctica habitual del gobierno de Barberá, y ya he denunciado muchas veces que se hacen contratas con más del 20% de sobrecosto". Jurado, empresario pirotécnico, no pudo contenerse, y destapó la caja de los truenos: "Cuando usted era teniente de alcalde", dijo dirigiéndose a Piles, "hizo lo que le dio la gana y dio todas las contratas que pudo a todos sus amiguetes y ahora que no lo puede hacer, se mete con la alcaldesa". Y acusó a Piles y a Rubio de "embusteros" y de "mentir". Rita Barberá, que había llamado al orden a Jurado, intentó zanjar el debate, pero Piles y Rubio pidieron intervenir, por alusiones. Barberá se negó en principio, por lo que fue tachada de "sectaria", y pidió a Piles que se sentara. El regionalista le contestó: "No me voy a sentar, si quiere me expulsa del pleno", la acusó de estar "interesada en consentir que un concejal de su equipo diga barbaridades" y retó a Jurado a "dar nombres y apellidos" o "acudir al juzgado". Finalmente, hubo turno de réplica para la oposición. Piles exigió que Jurado le dijera "a quién y cómo" supuestamente benefició o que en caso contrario acudiera al juzgado a denunciar los hechos, porque de lo contrario estaría "ocultando algo" y, por tanto, sería "cómplice" del presunto delito. El delegado de Alumbrado ni se ratificó ni se retractó y la alcaldesa, visiblemente contrariada, obvió las acusaciones que le afectaban y cerró el agrio debate pidiendo a los concejales que se moderaran porque les veía "irritados".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de enero de 1999

Más información