Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE rechaza negociar un pacto del agua que beneficie al sector privado

La respuesta del PSOE a la oferta del Gobierno para alcanzar un pacto del agua ya está en el Ministerio del Medio Ambiente. En el documento remitido se afirma que el PSOE no quiere ser cómplice de un Plan Hidrológico Nacional cuyas bases "están minadas por la voluntad del PP de trasladar a la iniciativa privada la responsabilidad efectiva de resolver los problemas del agua". Debe saber el Gobierno, según una de las condiciones del texto hechas públicas ayer por Cristina Narbona y Víctor Morlán, que tiene que "asumir formalmente el compromiso de que los usuarios de las obras financiadas total o parcialmente por las sociedades estatales de aguas no paguen el agua a un precio superior al que resultaría de aplicar la vigente Ley de Aguas"Narbona precisó que antes de ser cómplices de un acuerdo vendible de cara a las múltiples elecciones que se avecinan, los socialistas quieren saber qué se esconde detrás de la voluntaria ambigüedad que ofrece el Gobierno cuando habla del agua. "Cada gota la venden en tres o cuatro sitios a la vez".

Si el Gobierno quiere consenso sobre el agua, el principal partido de la oposición está dispuesto a iniciar las negociaciones si se aparca la reforma de la Ley de Aguas que destila, en su opinión una clara vocación privatizadora del agua. En caso de no aparcarla, creen que debería incluirse en el paquete de temas a negociar.

Otra de las condiciones propuestas es que se modifique la composición de los consejos de administración de las sociedades estatales de aguas, unas entidades creadas para compensar la caída de inversión pública con la de procedencia privada que, en el tiempo que llevan funcionando, no han logrado dar pasos hacia ese objetivo. Quieren los socialistas dar entrada a las comunidades autónomas y los usuarios en esos consejos y dotarles de unos estatutos que impidan la arbitrariedad, dado el importantísimo volumen de dinero que manejan. La del Ebro recibió más de 42.000 millones de pesetas de fondos públicos y sólo ha encargado la redacción de dos proyectos desde que se creó, según Morlán, diputado por Huesca.

El secretario de Estado de Aguas y Costas, Benigno Blanco declaró a Efe que su oferta de diálogo es sincera y abierta a todos los temas de los que haya que hablar, sin condiciones previas, aunque no comparte la idea de aparcar la reforma de la Ley de Aguas para adaptarla a la directiva marco europea.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de enero de 1999