Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
POLIDEPORTIVO

El 'caso Malaja' puede suceder al 'caso Bosman'

El tribunal de Estrasburgo debe decidir si son comunitarios, los deportistas de ciertos países, del Este y del Magreb

El Tribunal de Estrasburgo estudiará hoy el caso de la jugadora de baloncesto polaca Lilia Malaja, a quien no se le permite jugar como comunitaria en el equipo del Estrasburgo, de la Primera división femenina de baloncesto. Para las autoridades deportivas, Malaja ocupa el puesto de extranjera, pero sus abogados entienden lo contrario, porque existe un acuerdo de asociación y cooperación entre Polonia y la Unión Europea. Y de ese acuerdo se interpreta libre circulación de trabajadores.Las consecuencias del caso son evidentes si el Tribunal de Estrasburgo da la razón a la jugadora. Podría hablarse en ese supuesto de una extensión del caso Bosman. De esa manera, se les aplicaría el estatuto de jugador comunitario a los deportistas de determinados países de la Europa del Este, del Magreb y de la ex Unión Soviética. Se trataría de todos aquellos países que tengan relaciones de asociación y cooperación con la Unión Europea. Se especuló con este supuesto en su día, como una más de las consecuencias del caso Bosman, pero no llegó a aplicarse.

MÁS INFORMACIÓN

La lista de países con ese tipo de acuerdos es extensa: Polonia, Hungría, Bulgaria, Eslovaquia, República Checa, Rumania, Lituania, Estonia, Letonia, Eslovenia, además de Marruecos, Túnez y Argelia, así como de Rusia, Moldavia, Ucrania, Kazastán, Georgia, Armenia, Azerbaiyán y Ouzbekistán.

No se ocultan las consecuencias de una decisión que incluya a estos países, que sería de obligado cumplimiento en la Unión Europea. Sin embargo, algunas competiciones ya habían generalizado la aplicación de la sentencia Bosman. Es el caso, por ejemplo, de la Federación Alemana de Fútbol, que decidió en su día darte el mismo estatus a todos los jugadores europeos sin discriminar su procedencia. Alemania, sin embargo, es uno de los países donde el porcentaje de jugadores no nacionales es menor, en comparación con las Ligas de fútbol de España, Italia e Inglaterra.

La Federación Internacional de Baloncesto (FIBA) decidió hace algo más de un mes eliminar toda barrera en sus competiciones continentales por clubes, de tal suerte que la limitación de dos extranjeros por equipo ha quedado suprimida totalmente y la libertad, a partir de la próxima temporada, será total.

La aplicación del estatus comunitario a deportistas del Este y el Magreb tendría efectos en España en deportes como el fútbol y el balonmano, sobre todo en el caso de rusos, rumanos y marroquíes y también en categorías inferiores donde juegan gran catidad de jugadores marroquíes, en su condición de emigrantes o hijos de emigrantes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 4 de enero de 1999