Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Industria anuncia que la luz bajará un 4,9% y la Comisión Eléctrica reclama un 7,8%

El Consejo de Ministros aprobó ayer la rebaja prevista en la tarifa eléctrica para 1999, que será del 2,5% para consumidores domésticos y pequeñas y medianas empresas. Según los cálculos del ministerio, con el aumento de clientes que podrán elegir suministrador (8.000 a lo largo del próximo año) y negociar contratos, el descenso en el precio medio de la electricidad llegará al 4,9%. La Comisión Nacional del Sistema Eléctrico no está de acuerdo con los cálculos oficiales, que vincula a los pactos alcanzados con las empresas, y asegura que el descenso debería ser del 7,8%.

MÁS INFORMACIÓN

En el informe sobre las tarifas de 1999, hecho público ayer, el órgano regulador independiente formula "su protesta por la forma en que se están adoptando las normas del sector eléctrico y, en especial, la de esta revisión de tarifas".Los cálculos sobre la evolución del mercado de la electricidad, la apertura a la competencia y sus consecuencias para el consumidor siguen siendo un campo de batalla dialéctico y técnico a dos bandas: Industria-partidos de oposición e Industria-Comisión Nacional del Sistema Eléctrico (CNSE).

El departamento que dirige Josep Piqué, que pactó en septiembre con las compañías un descenso en las tarifas eléctricas para consumidores y pymes del 2,5% en 1999 y del 1% para los años 2000 y 2001, explicó ayer, por su parte, que gracias a la mayor apertura a la competencia acordada con el sector (a cambio de ayudas de 1,3 billones), el descenso en el precio medio de la electricidad alcanzará el próximo año (el tercero en que se producen reducciones de la tarifa) un 4,9%.

Este porcentaje es el resultado de calcular la rebaja que obtendrán los consumidores domésticos y las pequeñas y medianas empresas (2,5%) a la que supuestamente conseguirán las empresas que acudan al mercado libre eléctrico para elegir suministrador (alrededor del 6%).

Caída de tipos y demanda

Frente a estos cálculos de Industria, la Comisión Nacional del Sistema Eléctrico mantiene que, dada la evolución de los tipos de interés (la media se sitúa en el 4,3%, 2,2 puntos por debajo de lo previsto en el Protocolo Eléctrico de 1996) y de la demanda (crecimiento del 6,5%, tres puntos por encima de lo previsto), la rebaja de tarifa debería alcanzar un 7,8% en 1999.Y ello, según el organismo, porque la suma de los efectos de la caída de tipos de interés y del aumento de la demanda beneficiarán a las empresas en 141.083 millones de pesetas no previstos inicialmente.

Para el organismo que preside Miguel Ángel Fernández Ordóñez, el descenso en el precio medio de la electricidad en 1999, teniendo en cuenta a todos los consumidores (los sujetos a tarifa y los que previsiblemente acudirán al mercado libre), se quedará en el 3,2%, frente al 4,9% anunciado ayer por el Ministerio de Industria.Este departamento descalificó, a su vez, los argumentos de la Comisión Eléctrica y aseguró que ésta ha calculado el beneficio de las compañías por el descenso de tipos sobre todos los fondos propios de las empresas, y no sólo sobre su deuda, como sería lo correcto.

Discrepancias técnicas al margen, ayer continuaron las reacciones por la aprobación de la enmienda a la Ley de Acompañamiento que permitirá a las eléctricas recibir compensaciones por importe de 1,3 billones de pesetas, y de ellos, un billón por adelantado.

Desde la Comisión Eléctrica se aseguró que lo lógico ahora es que la Comisión Europea abra un expediente informativo para examinar la operación de titulización (cobro adelantado de las compensaciones por parte de las eléctricas) que ha autorizado el Gobierno. Según Miguel Ángel Fernández Ordóñez, el proceso podría durar más de cuatro meses.

Por su parte, la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas Consumidoras de Electricidad mostró su rechazo al cobro por adelantado de compensaciones y su disposición a apoyar las medidas legales en su contra anunciadas por el PSOE. El portavoz de la asociación en la Comisión Eléctrica, Francisco Espinosa, expresó su disposición a entablar contactos con el PSOE y otros grupos (IU e Iniciativa per Cataluña también están en contra de la medida) tras las fiestas navideñas para concretar los apoyos. Según Espinosa, el problema generado con el compromiso de compensaciones repercutirá en las empresas en un plazo de tres años.

El ministro de Industria, Josep Piqué, aseguró ayer al respecto que el recurso que anuncia el PSOE "no tiene base jurídica (...) No tenemos mucha inquietud" [por las consecuencias de la iniciativa], concluyó.

El PSOE hizo público, a su vez, un documento con cálculos sobre lo que tendrán que pagar el próximo año en concepto de compensaciones a las eléctricas los ciudadanos por provincias. Las que más pagarán serán Barcelona (14.471 millones de pesetas); Madrid (12.790 millones); Valencia (5.371 millones); Alicante (3.853 millones) y Vizcaya (3.341 millones).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de diciembre de 1998

Más información

  • El organismo regulador protesta por la forma en que se están decidiendo las tarifas