Dos mujeres llegan por vez primera a la final del concurso de "bertsolaris"

El relevo de bertsolaris está garantizado con la llegada de nuevas generaciones formadas en las bertso eskola. Así lo puso ayer de manifiesto José Antonio Aranburu, miembro de la Asociación de Bertsozales de Vizcaya, que organización el campeonato de bertsolaris de Álava y Vizcaya 1998, cuya final se celebrará el próximo domingo en Bilbao. Por vez primera desde 1958, entre los ocho finalistas figuran dos mujeres, una de ellas hija del histórico bertsolari Jon Enbeitia, quien, rompiendo su línea de los últimos años, no estará en la final. La media de los finalistas apenas supera los veinte años y todos ellos han seguido su carrera de bertsolaris en las escuelas. "Es la primera vez que sucede; esto hace diez años nos hubiera parecido una quimera", resaltó José Antonio Aranburu. El campeonato se celebra cada dos años. La cifra de 51 participantes ha obligado a realizar sucesivas eliminatorias hasta llegar a los ocho finalistas. El domingo, en el Arriaga, de entre los ocho se elegirán a los cuatro primeros, quienes jugarán una segunda vuelta que decidirá a los dos mejores. Estos recitarán en una tercera y definitiva ronda de la que surgirá el campeón de este año. El último txapeldun fue en 1996 Unai Iturriaga.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS