Aprueba la policía; suspenden los jueces y fiscales

Los madrileños encuestados por el profesor Florentino Moreno aprueban a los policías y suspenden a jueces, instituciones penitenciarias y fiscales como garantes de la seguridad ciudadana. Los agentes obtienen un 5,66; los fiscales, un 4,98; los jueces, un 4,58, y las instituciones penitenciarias, un 2,91. De otra manera: el 43% de los interrogados tiene una idea "buena" de la policía, pero sólo el 25% piensa otro tanto de lo mismo de los jueces.En otros aspectos relacionados con la violencia, los madrileños responden de forma desigual. Por ejemplo, sólo el 15,3% está de acuerdo en que haya que tomarse la justicia por su mano cuando las autoridades fallan, mientras que el 3,4% no sabe muy bien qué se debería hacer y el 81,4% no está de acuerdo. En cambio, el 31,5% cree algo justificable que la policía "entre en un domicilio particular sin una orden judicial", frente al 65,3% de encuestados que reprueba esta posibilidad.

Más información
El 28% de los padres da cachetes a sus hijos

El debate se hace aún más enconado en lo tocante a la pena de muerte. Hay un 59,4% de madrileños que piensa que la pena capital no está justificada en ningún caso, mientras que el 1,8% se apunta al carro de los indecisos y el 38,9% restante cree que la pena de muerte está justificada en algunos casos. Sobre la tortura, las opiniones son, en buena lógica, más rotundas. Hay un amplio 88,6% que no justifica esta práctica en ningún caso. El 2,1% se muestra indeciso y el 9,2% está de acuerdo en justificar la tortura en determinadas ocasiones. Parecido porcentaje es el que refleja la pregunta "¿justifica que la policía detenga jóvenes por su aspecto?". El 83,4% no está de acuerdo, el 1,6% no está seguro y el 14,9% lo aplaude.

El 46,8% de los madrileños, según la encuesta, cree que, cuando de defender a la familia se trata, puede llegarse incluso a matar. El 4,2% no tiene una idea clara, por un 49% que no está de acuerdo en matar para proteger a los suyos. A la hora de defender la propiedad, los madrileños llegarían al asesinato en un 18,2%, en contraste con ese 78,3% que dice que no mataría por sus pertenencias.

El adulterio también entra en la encuesta. El 76,5% no aprueba que se hiera a quien arrebata la esposa al prójimo. El 20,3% entiende que se haga; el restante 3,2%, lo aprobaría.

Sin embargo, un amplio 47,3% "entendería" que alguien mate al violador de su hija. El 32,3% lo reprueba y el 20,4% lo avala abiertamente.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS