Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los fabricantes editan una guía para ayudar a elegir el juguete más adecuado para cada niño La edad y la personalidad son factores importantes a la hora de escoger un producto

La edad, la personalidad y las circunstancias específicas de cada niño son factores importantes a la hora de escoger el juguete oportuno que los padres han de tener en cuenta. La Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ) ha tenido en cuenta estos factores para la edición de la guía Cómo elegir el juguete adecuado, que ha comenzado a distribuirse en asociaciones de consumidores, medios de comunicación y Oficinas Municipales de Información al Consumidor (OMIC) y otros puntos de la Administración de fácil acceso para el usuario.

La guía, que ha sido editada con el apoyo de la Dirección General de Comercio y Consumo de la Generalitat valenciana, se plantea "para que el consumidor cuente con una información de calidad, para hacer una elección adecuada y apreciar el verdadero valor de un juguete", según explicó Salvador Miró, presidente de la Asociación de Española de Fabricantes de Juguetes. La publicación, que ha cobrado interés en este último mes que centra el 80% de las ventas de juguetes, no sólo puede ser útil en el período navideño, sino que sirve para el resto del año. Así, el folleto está estructurado en diferentes capítulos que pretenden facilitar la búsqueda e identificación de la franja de edad y sus correspondientes consejos sobre la elección de los juguetes que más interesen a cada persona en concreto. La publicación concluye con una lista de consejos útiles para los padres como que para conseguir una buena elección es imprescindible conocer bien al niño y por tanto "que los padres dediquen tiempo a jugar con ellos" e incide además en aspectos más pasajeros como que se preste atención al idioma de las instrucciones, que deben figurar en español o una lengua co-oficial. Ante una opción de compra, advierte a los adultos de que los juguetes más apreciados por los niños "son aquellos que les sirven para jugar con otros niños" y que "el mejor juguete no es el más caro, sino el que mejor se adapta a su personalidad, edad y madurez". De este modo la guía, que ha sido elaborada por un equipo de psicólogos y pedagogos, detalla en un cuadro resumen las claves para realizar la mejor elección, teniendo en cuenta variables como la edad del niño y las características de su personalidad, entre otras. Etapas Ya por edades se aborda, en el primer capítulo, la primera infancia (hasta los tres años), donde destaca que los pequeños que se encuentran en esta franja potencian a través del juego la inteligencia, la creatividad, la afectividad y la habilidad manual. Por ello se apuntan como juguetes más adecuados para esta etapa los sonajeros, figuras para encajar poco complicadas, animales de trapo o móviles para la cuna. En el capítulo destinado a la segunda infancia (de tres a seis años) establece que "acción y educación han de ir de la mano". Para esta etapa, en que comienza la comunicación con las personas y el niño "siente la necesidad de hacer cosas", se aconsejan los disfraces, pelotas, casas desmontables, trenes eléctricos, instrumentos musicales de juguete. En el tercer capítulo, sobre la tercera infancia (de seis años en adelante), la guía editada por los jugueteros españoles aconseja la compra de juguetes educativos y los de movimiento. En esta etapa el pequeño se desarrolla entre la acción y la inquietud y por ello se recomienda la elección de bicicletas, juegos de experimentos, parchís, dominó, plastilina, patines o cualquier juego deportivo. La utilización de las ludotecas, instalaciones especialmente habilitadas para potenciar la práctica del juego mediante el uso de juguetes, también tiene un capítulo en esta publicación. En él se informa acerca de las múltiples posibilidades que ofrece a la educación infantil y del escaso uso que tienen en España. La guía recurre a la presentación de ideas de destacados analistas del juego infantil como, Jean Vial o Jean Château. Este último resume en la frase "un niño que no sabe jugar es un pequeño viejo y será un adulto que no sabrá pensar", la importancia del juego.

Crecen el mercado exterior y la calidad

La AEFJ ha fijado como uno de sus objetivos la apertura de nuevos mercados internacionales. Esta medida responde a la óptima evolución del comercio exterior y a que en los ocho primeros meses de 1998 la exportación del sector juguetero se haya situado en 29.666 millones de pesetas. Esta cifra ha crecido más de un 10% respecto a 1997, en que se situó en 51.009 millones de pesetas. Los principales destinatarios han sido los países de la Unión Europea, que concentran, según datos de la AEFJ, el 72,84% de las ventas. Ahora la meta se ha fijado en el mercado asiático, hacia donde ha comenzado un plan de comercio exterior con el apoyo de Icex (Instituto de Comercio Exterior). Este año los jugueteros españoles han participado en la feria de Hong Kong y por segundo año consecutivo han estado en Dubai y en Tokio. La República Checa y Hungría han sido también puntos de participación de misiones comerciales de jugueteros españoles. Otro fin de la AEFJ y que recoge la publicación Cómo elegir el juguete adecuado es la garantía de seguridad de que el juguete escogido haya sido fabricado en algún país de la Unión Europea o de marca suficientemente conocida. Un total de 135 productos, pertenecientes a 12 empresas reconocidas por la AEFJ tiene la marca N Aenor que asegura una serie de propiedades de resistencia y durabilidad o que el juguete tiene una alta calidad pedagógica y de utilización. A este distintivo de calidad pueden optar los juguetes que superen una serie de verificaciones ténicas, según el Reglamento de Certificación, del que forman parte la Asociación Española de Normalización y Certificación (AENOR) y la Asociación para la Investigación de la Industria del Juguete (AIJU). La AEFJ ha apoyado la marca N de Aenor de calidad de los juguetes mediante la edición de un díptico informativo sobre empresas y referencias que la poseen.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 20 de diciembre de 1998

Más información