Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La patronal del metal, partidaria de una Cierval más sectorial

La nueva dirección de la Federación Metalúrgica Valenciana, elegida el pasado lunes, se mostró ayer partidaria de que los sectores tengan más peso en la patronal autonómica Cierval, ahora en proceso de reforma. Antonio Almerich y José Artigues, presidente y vicepresidente de Femeval, respectivamente, se mostraron de acuerdo en que Valencia no tenga más del 50% de la representación territorial en la futura patronal, aunque los indicadores económicos así lo atestigüen. "El principal obstáculo es Castellón, que quiere más tarta de la que le corresponde", valoró Almerich. Tanto el presidente como el vicepresidente se mostraron, sin embargo, convencidos de que al final habrá acuerdo. "Se llegará a un acuerdo", dijo convencido Artigues. A finales de enero está prevista la asamblea general de Cierval, en la que presumiblemente se aprobará la reforma. Almerich, que ocupa un alto cargo en la dirección de la Cámara de Comercio de Valencia, calificó de excelentes las relaciones de su federación con la institución cameral. La nueva ley de Cámaras le obliga, sin embargo, a presentar su dimisión, ya que su cargo en la patronal es incompatible con el cameral. "Renunciaré, pero agotaré el plazo de 10 días del que dispongo", declaró Almerich. El presidente de la patronal metalúrgica, la sectorial con mayor peso en la confederación provincial, aseguró que la economía marcha bien para las empresas, pero "sin falsas euforias". Las exportaciones del sector apenas se han visto afectadas por las recientes crisis en Latinoamérica y en el Sudeste asiático, dado que su mercado se concentra en un 80% en Europa. La dirección de Femeval animó a la Generalitat a que dé a las empresas valencianas mayor participación en los contratos de carácter público.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de diciembre de 1998