Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CUMBRE DE VIENA

Aznar: "Me han parido así"

José María Aznar fue generoso. Regaló durante la conferencia de prensa final algunas frases que harán felices a los guionistas de los guiñoles de Canal+. "Veo muchas caras dramáticas, muchas caras de nerviosismo, y yo estoy tranquilo", afirmó en relación con las tensas negociaciones en curso sobre el futuro financiero de la UE. "A lo mejor es, como decía alguno, que me han parido así. Qué le voy a decir, que me alegro mucho". Aznar, quien intentaba evitar cualquier juicio positivo o negativo del resultado de la cumbre de Viena, recurrió en varias ocasiones a un lenguaje coloquial y, en algún momento, un punto daliniano. Así, afirmó que él se metía "la satisfacción todas las mañanas en el bolsillo", por lo que no necesitaba mostrarse satisfecho o insatisfecho con los resultados de la cumbre. Admitió también que "quienes no simpatizan con los fondos de cohesión intentarán meternos un dedo en el ojo", pero, señaló, "ya los pondremos a buen recaudo".Aznar tampoco se olvidó de sus críticos, a los que pidió mayor combatividad contra otros Gobiernos que, en su opinión, son más insolidarios con Europa. "Me llama la atención que en España haya quien cuestione la posición del Gobierno sobre esos puntos y no cuestione, por ejemplo, la posición de Gran Bretaña sobre el cheque británico, o las aportaciones de otros países a la UE". El secretario de Estado de Política Exterior, Ramón de Miguel, aportó una metáfora sobre el debate de los dineros de la UE. "Agunos", se refería a los países prósperos contribuyentes netos-, "quieren actuar como Robin Hood, pero al revés, quitar el dinero a los pobres para dárselo a los ricos".

El guiño ingenuo-turístico lo aportó el canciller alemán, Gerhard Schröder, al negar que el Gobierno español mantenga una posición intransigente. "No tengo la impresión de que los españoles sean así, y que luchen sólo por sus intereses. No son así, porque si lo fueran no pasaría mis vacaciones en España estas navidades".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de diciembre de 1998