Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hallado el cadáver de un hombre degollado y castrado en Almería

Un agricultor de 37 años cuya identidad corresponde a las iniciales J. M. F. R. fue hallado a última hora de la tarde del pasado sábado en su domicilio del almeriense barrio de la Rambla Lechuga con la yugular seccionada de oreja a oreja y los genitales cortados. La víctima fue hallada por su hermano aún con vida y en medio de un gran charco de sangre.Los equipos sanitarios que se trasladaron de inmediato al lugar no pudieron hacer nada por el agricultor, que falleció a los pocos minutos a causa de la pérdida de sangre y las numerosas heridas de arma blanca que tenía por todo el cuerpo, sobre todo en el tórax. A última hora de la noche del sábado el cadáver fue trasladado a un centro forense para que ayer le fuera practicada la autopsia.

Familiares, amigos y vecinos del asesinado desfilaron ayer por la comisaría de Policía de Almería para prestar declaración, sin que hasta el momento hayan trascendido datos sobre la marcha de las pesquisas. La brutalidad y la saña del crimen hacen pensar a los responsables de la investigación policial que al menos dos personas participaron en el asesinato.

Según los testimonios aportados por algunos de los vecinos, la víctima era una persona de costumbres normales que nunca había manifestado comportamiento extraño alguno.

La Policía almeriense mantiene abiertas todas las líneas de investigación posibles. Aunque en un principio no parece probable que la víctima estuviera relacionado con el mundo de las drogas, ésta es una hipótesis que no se descarta. La Policía también baraja, entre otras, la posibilidad de que se trate de una crimen motivado por cuestiones pasionales.

Testimonios

Al parecer la víctima, cuyo cuerpo fue hallado en la cocina de su casa, vivía solo. También se está trabajando con los testimonios de unos vecinos que aseguran haber visto a una persona salir de forma precipitada de la casa en la que se halló el cadáver del agricultor.La Rambla Lechuga, barriada de las afueras de la capital almeriense en la que se encuentra la vivienda en la que se halló el cadáver de J. M. F. R. está enclavada en una zona donde han proliferado en los últimos años los locales de alterne. El juez ha declarado el secreto del sumario sobre el caso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 7 de diciembre de 1998

Más información

  • Un hermano encontró a la víctima aún con vida