Los firmantes de Lizarra buscarán la adhesión internacional a su manifiesto

Los partidos y sindicatos que junto a movimientos pacifistas y fuerzas sociales firmaron en septiembre la Declaración de Lizarra estudiaron ayer diversas actuaciones destinadas a conseguir adhesiones internacionales a su documento. Sus esfuerzos se centran, principalmente, en los países europeos. También presentarán una moción destinada a buscar en los municipios el máximo apoyo,incluido el de las fuerzas políticas no firmantes.

Los partidos PNV, EA HB e IU-EB y los sindicatos ELA y LAB, firmantes de la declaración de Lizarra, celebraron ayer en Bilbao una reunión preparatoria de las iniciativas conjuntas que van a presentar para su aprobación en la próxima sesión plenaria, la tercera desde su constitución como Foro, que celebrarán este mismo mes.El objetivo prioritario de los firmantes de Lizarra consiste, en estos momentos, en conseguir la máxima difusión internacional e interna del contenido del Acuerdo. Ayer estudiaron la organización y composición de las comisiones de trabajo para procurar la máxima difusión exterior si bien pretenden mantener sus proyectos en un plano discreto. Se trata de contrarrestar de este modo el esfuerzo que realiza el Gobierno del PP para evitar la internacionalización del proceso de pacificación así como de anular la figura de un intermediario externo.

En medios cercanos al Foro se afirma que el PNV está haciendo un particular esfuerzo en desplegar sus contactos en el exterior para conseguir el máximo apoyo internacional. En esta línea se inscribe el reciente encuentro que mantuvo en Madrid Xabier Arzalluz con los representantes diplomáticos de la Unión Europea. Y los viajes que representantes de los partidos firmantes han realizado a Estados Unidos donde visitaron la Fundación Carter, o a países europeos como el recientemente realizado a Italia.

En otro plano, los firmantes del Acuerdo de Lizarra impulsarán una iniciativa interna para difundir entre la sociedad vasca y española, el contenido del documento. Para ello han previsto la elaboración de una moción que van a presentar para que sea aprobada en todos los municipios vascos, navarros y los del País vascofrancés.

"Vamos a elaborar un texto para la moción que permita que se incorporen más partidos para tratar de ampliar así el apoyo al contenido global de Lizarra", se afirma entre las fuerzas políticas que lo han firmado. Éste era precisamente el principal cometido de la reunión de ayer en la que los asistentes trataban de concretar cómo van a trabajar conjuntamente para llevar a cabo la "gestión política y social de la declaración de septiembre" en Estella.

Asamblea de municipios

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La constitución de la Asamblea de Municipios Vascos que impulsa Herri Batasuna como una plataforma de unidad territorial para la adopción de diversos acuerdos, seguirá un proceso independiente del foro que integra a los firmantes de Lizarra. Los dirigentes de HB, ya han mantenido los contactos iniciales con representantes del PNV, EA e IU-EB a quienes han expuesto sus planes respecto a esta plataforma cuya función, aseguran fuentes internas, "en absoluto pretende sustituir o ser una alternativa al Parlamento Vasco, como se ha dicho".Este mismo mes, Herri Batasuna convocará a los más de 400 cargos electos municipales que tiene en la comunidad autónoma vasca, Navarra y la región vascofrancesa, para informarles del proyecto y los plazos de constitución del mismo.

Las mismas fuentes no descartan que los restantes partidos, especialmente PNV y EA, adopten similares iniciativas con sus cargos municipales y convoquen próximamente asambleas internas para informar a sus concejales de la futura asamblea y recabar su opinión respecto de un proyecto del que van a ser obligados protagonistas.

Los medios citados estiman que la Asamblea estará estructurada internamente por comisiones de trabajo sobre materias como cultura y educación, euskera y temas socioeconómicos para unificar criterios sobre los mismos. La finalidad perseguida, lejos de suplantar al Parlamento Vasco, consistiría en el intercambio de criterios, la unificación de políticas y el asegurar un mayor protagonismo a las corporaciones locales.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS