Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Autopistas subterráneas a debate

Por tercera vez en una semana, y por si no se le había entendido bien, el presidente regional, Alberto Ruiz-Gallardón, enmendó ayer la plana al alcalde, José María Álvarez del Manzano, por pretender llenar el subsuelo de Madrid de una red de autopistas. "El dinero público hay que invertirlo en transporte público", proclamó ayer, por dos veces, durante una respuesta parlamentaria al diputado socialista Fernando Abad.El socialista exigió al presidente que paralice de raíz las autopistas subterráneas, si es que en algún momento toman forma de proyecto técnico. En cualquier caso, el parlamentario socialista recordó que la idea se "había vendido en los últimos años hasta cinco veces con nombres tan pintorescos como Amatista, Topaz, Topo o Rex, y siempre unos meses antes de las elecciones". Abad dijo que incluso prefería el "eje transversal" que enlazaría las cercanías del suroeste (C-5, Móstoles) y el Corredor del Henares (C2), pese a que la Consejería de Obras Públicas no tiene idea de aprobarlo a corto o medio plazo.

Por otro lado, Abad bromeó al referirse a Ruiz-Gallardón como "el presidente del billón", en alusión a que ésta es la cantidad que tiene comprometida sólo en proyectos de transporte. Y desglosó las cuentas: 200.000 millones del metrosur, otros 200.000 millones para el AVE a Valencia, 100.000 de la M-50, 55.000 para el tren subterráneo...

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de diciembre de 1998