Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Obiang detiene a 30 bubis tras la fuga de los jefes de la revuelta de enero

El Gobierno de Guinea Ecuatorial inició la semana pasada una nueva oleada de detenciones entre miembros de la comunidad bubi de la isla de Bioko (antigua Fernando Poo) en represalia por la evasión del país de los cuatro máximos dirigentes del oscuro levantamiento armado del 21 de enero de 1998 y por el que fueron juzgadas 117 personas en Malabo, informan fuentes de la oposición.Los detenidos son familiares directos y amigos de los fugados Atanasio Bitá, Remigio Mete, Epifanio Mohaba y Alex, considerado el responsable militar de aquella revuelta. Los cuatro fueron condenados a muerte en rebeldía y buscados intensamente por toda la isla de Bioko durante más de seis meses. En julio lograron abandonar Guinea en cayuco (barcaza) con dirección desconocida.

Las detenciones, que según el Movimiento para la Autodeterminación de la Isla de Bioko (MAIB) superan las 30 personas, se centran en familiares de los fugados. Se les acusa de esconder a los dirigentes bubis y facilitar su salida.

La oposición democrática guineana cree que desde hace varias semanas hay una vasta campaña de represión contra ellos con el único objetivo de preparar el terreno de las elecciones legislativas que deberían convocarse este año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de diciembre de 1998