Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Van Miert advierte contra los excesos en las ayudas a las eléctricas

El comisario europeo de la Competencia, Karel van Miert, advirtió ayer que la Comisión Europea vigilará muy de cerca que no se cometan excesos en el pago de compensaciones a las compañías eléctricas españolas por su adapatación al nuevo mercado en competencia. El Gobierno ha introducido una enmienda en el Senado a la Ley de Acompañamiento a los Presupuestos de 1999 en el que cifra dichos costes en 1,05 billones de pesetas. La enmienda facilita a las empresas titulizar (cobrar por adelantado de los bancos, que colocarían títulos en el mercado) ese billón de pesetas.La enmienda, en tramitación, ha desatado las críticas de la Comisión Nacional del Sistema Eléctrico (CNSE) y de la oposición. El PSOE ha acusado al Gobierno de "regalar" un billón de pesetas a las compañías hurtando, además, cualquier posibilidad de debate al Parlamento.Van Miert, que celebró una reunión en Madrid con el ministro de Industria y Energía, Josep Piqué, afirmó que el Gobierno español deberá informar cuanto antes a la Comisión Europea sobre el método utilizado para calcular los denominados costes de transición a la competencia (CTC). "Tenemos que verificar que los cálculos son genuinos y no van más allá de lo aceptable" señaló Van Miert.

El ministro de Industria, Josep Piqué, aseguró, por su parte, que Van Miert no puso ningún inconveniente a que las empresas eléctricas titulicen el billón de pesetas, si bien, explicó que la operación (prevista para enero) tendrá que esperar el visto bueno de Bruselas, por lo que se puede retrasar hasta febrero o marzo de 1999.

Astilleros

Van Miert también manifestó ayer su oposición a que el Gobierno conceda más ayudas públicas a los astilleros españoles. Poco antes de reunirse con el ministro de Industria y Energía, Josep Piqué, declaró que la administración española ya se comprometió a ello la última vez que la Comisión Europea autorizó ayudas públicas para la reconversión del sector. "España fue una excepción junto con Alemania del Este y se le autorizaron más ayudas con la condición de que fueran las últimas", dijo el comisario europeo. Por su parte, Piqué, señaló al término de la reunión que el Gobierno español ha pedido a la Comisión Europea que tome medidas para luchar contra la competencia desleal de los países del lejano oriente, sobre todo de Corea, ya que esta competencia con ayudas públicas están perjudicando seriamente el nivel competitivo de los astilleros europeos y de los españoles. Los astilleros españoles se verán obligados a un nuevo ajuste por esta pérdida de competencia en el mercado internacional. Sobre la situación de los astilleros, el consejero de Trabajo de la junta de Andalucía, Guillermo Gutiérrez, aseguró ayer que no aceptará que el Gobierno central acepte la supresión de todas las ayudas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de diciembre de 1998