Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL 'CASO PINOCHET'

El PP cree que con el PSOE en el poder no habría extradición

Aunque todavía queda mucho tiempo para que el general Augusto Pinochet pueda llegar a Madrid, los partidos políticos españoles se han enzarzado ya en una violenta controversia. El PSOE pide al presidente del Gobierno, José María Aznar, que "deje de refugiarse en una condena genérica a todas las dictaduras" y diga lo que piensa sobre el ex dictador, al tiempo que reclaman la dimisión del fiscal general del Estado, Jesús Cardenal, y del fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Eduardo Fungairiño. Esta petición de destituciones ha sido también solicitada por IU en voz de Pablo Castellano. El PP replica que "si gobernara el PSOE nunca hubiera habido proceso de extradición".A pesar de que todos los grupos políticos firmaron anteayer una proposición no de ley, a propuesta del diputado socialista Antonio García-Santesmases, la trifulca política se ha instalado también en este asunto.

Después del primer día de alegría los socialistas e Izquierda Unida se han acordado de Cardenal y Fungairiño, toda vez que sus criterios han chocado de pleno con la decisión de los lores de anular la inmunidad de Pinochet.El portavoz de Justicia e Interior del PP en el Congreso, Andrés Ollero, consideró injustificado que la oposición adopte esta actitud y debería haber sido más "delicada". "Lo que parece claro es que con el PSOE en el Gobierno no hubiera habido extradición nunca y, sin embargo, con el Gobierno del PP el proceso sigue adelante". Para hacer esta afirmación Ollero se basa en las ambiguas palabras del ex presidente del Gobierno Felipe González, que en su día apeló a un tribunal penal internacional para dirimir casos como el de Pinochet.

Además de que los socialistas piden la destitución de Cardenal y Fungairiño, al igual que el diputado de IU Pablo Castellano, los primeros apuntan hacia el presidente del Gobierno. A los socialistas no les parece suficiente que Aznar muestre su condena a todas las dictaduras y proclame la libertad e independencia de los tribunales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de noviembre de 1998