Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La empresa del agua reclama en Granada pagos prescritos

Emasagra, la empresa del agua de Granada, ha enviado un número sin determinar de cartas, que puede llegar a varios miles, reclamando el cobro de facturas prescritas, las más antiguas relativas a consumos de hace casi 10 años. En todos los casos, la circular amenaza con cortar el suministro de agua si en el plazo de 20 días desde la llegada del aviso no se salda la deuda. La Asociación de Consumidores de Granada y los grupos de la oposición en el Ayuntamiento, que criticaron fuertemente en su día la privatización del 49% de Emasagra, recomendaron no pagar los recibos siempre que el periodo facturado sea posterior a 1993 y no haya sido notificado formalmente con posterioridad. Entre 5.000 y 7.000 recibos han sido puestos al cobro por Emasagra en las últimas semanas, aunque se desconoce el número de ellos que ya han prescrito por haber transcurrido cinco años desde la fecha del consumo. En cualquier caso, la llegada masiva de avisos reclamando deudas muy antiguas ha provocado alarma en los barrios más modestos de Granada, como el Realejo y Cartuja. La circular va encabezada por la cabecera "Aviso de suspensión por recibos impagados" y advierte al consumidor del riesgo "de suspensión del suministro que nos tiene contratado a partir del día" que aparece al final de la carta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de noviembre de 1998