Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aznar consagra a un equipo de fieles para controlar el "giro al centro" en el congreso del PP

José María Aznar quiere cerrar a finales de enero, con el XIII Congreso Nacional del PP, su etapa de 10 años al frente del partido. Una década que engloba desde la refundación de AP, una formación de derechas con aspiraciones, a su consagración como una formación de Gobierno afincada en "el centro reformista" para encarar el siglo XXI. Para consolidar ese proyecto nombró ayer a un equipo de fieles, de perfil moderado, del que se descuelga la figura contundente de Francisco Álvarez Cascos. Para suplir al secretario general se barajan sólo dos nombres: Ángel Acebes y Pío García Escudero.

El XIII Congreso Nacional de los populares se desarrollará durante los días 29, 30 y 31 de enero próximos. La Junta Directiva Nacional del PP aprobó ayer todos los aspectos organizativos del cónclave, con el tiempo justo para cumplir los pasos previos marcados en los estatutos. Aznar cumplió ayer la formalidad de anunciar que se presentará como candidato a la reelección de presidente, un puesto para el que fue designado por Manuel Fraga hace 10 años en Sevilla.Aznar sólo avanzó ayer que los objetivos para esa cita son reforzar al PP como "el partido capaz de aglutinar las ideas del centro reformista para los comienzos del siglo XXI". Con ese cometido, el de definir ese espacio político, Aznar colocó ayer a sus peones. Y los situó de manera repartida, para que ninguno acapare mucho protagonismo y pueda aparecer, pública y abiertamente, ni como su sucesor ni como el próximo secretario general del PP en sustitución de Cascos.

Será éste el congreso de los aznaristas. Políticos con un perfil moderado, procedentes sobre todo de UCD y con una fidelidad y amistad con el líder a prueba de toda contingencia. En esa sintonía se interpretaban ayer los nombramientos de la Junta Directiva tanto para el comité de organización del congreso, el llamado comité de notables -que presidirá Pío García Escudero, presidente del PP de Madrid y uno de sus predilectos- como para encabezar las ponencias, que coordinará Eugenio Nasarre, actual secretario general de Educación. Normalmente, los congresos del PP se estructuran sobre dos ponencias, la de estatutos y la política, encargada al secretario general. Así sucedió hasta el anterior, en 1996, aunque ya entonces la política, bajo la batuta de Cascos, se subdividió en otras cinco elaboradas por Rodrigo Rato, Jaime Mayor Oreja, Mariano Rajoy, Abel Matutes y Ángel Acebes. Ahora será distinto. El propio Acebes, coordinador y candidato a la secretaría general, elaborará la de estatutos, que tendrá más importancia de lo habitual porque el PP prevé modificar en el congreso su organigrama para dotarlo de más capacidad ejecutiva una vez trasplantados sus principales cargos a puestos del Gobierno.

Habrá de salida cuatro ponentes, todos de la máxima confianza de Aznar: Rodrigo Rato (España en un mundo global); Javier Arenas (España plural, un proyecto de futuro); el presidente de la Comunidad Valenciana Eduardo Zaplana (La España de las oportunidades); y la alcaldesa de Zaragoza Luisa Fernanda Rudí (La España de las libertades). La tesis final la resumirá el propio Aznar, con un documento que abarcará su filosofía del "centro reformista" más allá de los límites de un programa electoral.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de noviembre de 1998

Más información

  • Rato, Arenas, Acebes, García Escudero, Zaplana y Rudí acaparan el protagonismo