_
_
_
_

CC OO cifra en 300.000 millones de pesetas el coste de los accidentes laborales

Cristina Vázquez

La Comunidad Valenciana ha cerrado los nueve primeros meses del año con una tasa de siniestralidad laboral cinco puntos por encima de la media española. De enero a septiembre se han registrado 75.194 accidentes sea dentro o fuera del centro de trabajo, con un crecimiento del 16% en relación al mismo periodo del año anterior. 79 siniestros fueron mortales. Dirigentes de CC OO-PV pidieron ayer en Valencia el cumplimiento sin más dilaciones de la Ley de Riesgos Laborales. Además del drama humano, los accidentes de trabajo ocurridos en la Comunidad en 1997 costaron 300.000 millones de pesetas.

Los departamentos de trabajo han registrado de enero a septiembre 75.194 accidentes laborales con baja, de los que 70.318 se produjeron en el centro de trabajo y 4.640 in itinere (durante los desplazamientos), según el secretario de Salud Laboral de CC OO-PV, Fernando Rodrigo. Del total de siniestros 79 fueron mortales. Estas cifras arrojan un incremento del 16,3% en relación al mismo periodo del año anterior. La siniestralidad coloca la tasa de accidentes laborales de la Comunidad cinco puntos por encima de la media española. "Si en 1988 ocupábamos el cuarto o quinto puesto en siniestralidad laboral, una década después [hasta septiembre pasado] nos colocamos en el segundo puesto, después de Murcia en incidentes por cada 1.000 trabajadores asalariados", explicó Rodrigo. Los casos mortales han descendido de enero a septiembre en un 37,9%, aunque se mantiene la cifra de graves. Rafael Gadea, del departamento de Salud Laboral de CC OO-PV, matizó, no obstante, que si se elimina el accidente de Unión Naval de Levante en julio de 1997, en el que murieron 18 trabajadores, en los nueve primeros meses se han registrado dos accidentes mortales más. Además del drama humano está el económico. Según se desprende de los datos del Ministerio de Trabajo, el coste económico de los accidentes ocurridos en 1996 en la Comunidad asciende a 275.000 millones de pesetas, cantidad que se elevaría a más de 300.000 millones durante el ejercicio de 1997. Estas cantidades se obtienen con una fórmula aceptada internacionalmente que cuantifica el importe de las indemnizaciones, los costes sanitarios y las pérdidas de productividad generadas por los accidentes, según Rodrigo. Otro efecto perverso de la siniestralidad laboral es la gran cantidad de jornadas de trabajo perdidas, hasta 15 millones, diez veces más de las que se pierden por huelgas y cierres patronales en toda España, apuntan los responsables de CC OO. Rodrigo pidió, por tanto, la aplicación sin más dilaciones de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, que fue aprobada hace casi tres años. "Estas cifras son un triste balance para una comunidad autónoma que presume de ser la primera en desarrollo económico", agregó Rodrigo, que pidió al Consell que adapte el programa estatal contra la siniestralidad, presentado hace poco en Madrid, al caso valenciano. "La Ley de Prevención de Riesgos Laborales no se cumple. Hay grandes resistencias por parte de los empresarios y la Administración no dispone de suficientes medios para hacerla cumplir", subrayó el secretario de Salud Laboral de CC OO-PV.

¿Qué fue del plan de choque?

Fernando Rodrigo aprovechó la presentación de los datos de siniestralidad para denunciar una situación que calificó de "inadmisible". En el proyecto de ley de Presupuestos de la Generalitat para el año 1999, que no ha recibido "oficialmente", sólo aparecen 180 de los 3.000 millones anunciados por la Consejería de Empleo, Industria y Comercio el año pasado para financiar el plan de choque contra los accidentes laborales en la Comunidad Valenciana. El dirigente de CC OO-PV recordó que el plazo para la presentación de enmiendas a las cuentas públicas concluye en unos días y antes debería de aclararse este capítulo. El plan de choque, que incluía una campaña publicitaria en los medios de comunicación, preveía además reforzar los servicios inspectores, así como subvencionar a las empresas de los sectores con más siniestros, la compra de material para la prevención de accidentes (redes de seguridad, andamios, etcétera) "Es imprescindible que se cumpla la ley", reiteró Rodrigo, quien recordó la muerte del joven de 15 años en un taller textil de Muro d"Alcoi hace unos días. "El pasado lunes ofrecimos a la patronal no judicializar estos casos a cambio de establecer un control periódico de las empresas", declaró el secretario de Salud Laboral del sindicato. Rodrigo recordó que la Generalitat Valenciana tiene transferidas las competencias en salud y seguridad laboral, por lo que instó al Consell a recuperar el plan nacional presentado en la cumbre de Madrid, presidida por el Ministerio de Trabajo y al que asistieron representantes de los sindicatos y la patronal.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Cristina Vázquez
Periodista del diario EL PAÍS en la Comunitat Valenciana. Se ha ocupado a lo largo de su carrera profesional de la cobertura de información económica, política y local y el grueso de su trayectoria está ligada a EL PAÍS. Antes trabajó en la Agencia Efe y ha colaborado con otros medios de comunicación como RNE o la televisión valenciana À Punt.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_