Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Empiezan las obras del campus de Castelldefels de la Universidad Politécnica

El campus de Castelldefels de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC) empezó ayer a ser algo más que un proyecto, con la colocación de la primera piedra del edificio que acogerá los estudios de Telecomunicaciones y Telemática de la Escuela Politécnica del Baix Llobregat (EUPBL). El presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, presidió el acto con el ruido de fondo de los grandes camiones y las excavadoras que han empezado a urbanizar las 38 hectáreas en las que se asentará el último de los grandes proyectos universitarios catalanes de este siglo. El citado edificio recibirá a los alumnos a comienzos del curso 2000-2001. En marzo de 1999 se iniciará la construcción del Instituto de Geomática, y posteriormente la del de Ingeniería Técnica Industrial. La primera fase tendrá un coste de 2.800 millones de pesetas; de ellos, 977 se destinarán a urbanización y 1.800 a edificación y equipamientos. Las obras serán financiadas en un 50% con fondos Feder de la Unión Europea. La otra mitad la aportan el Comisionado para Universidades e Investigación de la Generalitat (900), el Incasol (300) y el Ayuntamiento de Castelldefels (188,5). El proyecto está configurado en torno a cuatro grandes ejes: la investigación, la formación, la conexión con las empresas y la dimensión lúdico-cultural, para servir de referencia a la investigación y transferencia de tecnología del ámbito mediterráneo, motivo por el que se creará el Parque Mediterráneo de la Tecnología. El nuevo espacio urbano enclavado en un extremo del Baix Llobregat -que tendrá un núcleo residencial de 7,5 hectáreas para estudiantes y profesores- se construirá con estrictos criterios medioambientales, tanto desde el punto de vista de la integración en el paisaje como de la edificación y el uso cotidiano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de noviembre de 1998