Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Audiencia ratifica la libertad de los dueños de la barca de Banyoles

La Audiencia de Girona desestimó ayer el recurso de la fiscalía por el que se solicitaba la prisión incondicional para los propietarios del catamarán que naufragó en el lago de Banyoles y causó 20 víctimas. De esta manera, Bartomeu Gayolà y Simón Rodríguez, acusados de 20 delitos de homicidios por imprudencia, mantendrán la situación de libertad provisional bajo fianza que acordó el juzgado instructor hasta que se celebre el juicio. La Sección Tercera de la Audiencia de Girona no ha aceptado los motivos aducidos por la fiscalía, que fundamentaba sus argumentaciones en la alarma social causada por el naufragio, la extraordinaria gravedad de los hechos y los posibles riesgos de fuga y ocultación de pruebas. La decisión judicial argumenta que la naturaleza del delito investigado, cuya prueba fundamental es la embarcación siniestrada, hace difícil el supuesto de ocultación. También alude, para subestimar la posibilidad de eludir a la justicia, al arraigo de los imputados en la localidad de Banyoles y a que se presentarán diariamente ante la juez instructora, Montserrat Bastit. Asimismo la Audiencia añade que para que se tenga en cuenta un peligro razonable de fuga debe recaer sobre los acusados una imputación grave.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de noviembre de 1998