Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una reclamación de Sant Just puede paralizar las obras en la A-2

Sant Just Desvern

La demarcación de carreteras en Cataluña del Ministerio de Fomento no está dispuesta a asumir una reivindicación planteada a última hora por el Ayuntamiento de Sant Just Desvern -el soterramiento de un tramo de línea eléctrica y la consiguiente desaparición de una torre de alta tensión- y ha planteado que esta nueva exigencia puede repercutir en el desarrollo de la obras que se iniciaron hace unas semanas en la salida de la A-2 junto a TV-3. El proyecto, consistente en la construcción de dos rotondas para eliminar los problemas de tráfico que se producen diariamente en el punto de la red viaria, preveía el desplazamiento de la línea y la torre eléctricas, cuya nueva ubicación no parece satisfacer a los vecinos: de ahí la demanda municipal. "Éste es el pacto que se había alcanzado", aseguraron ayer fuentes de Fomento, que entienden que se trata de una cuestión que no es de su competencia y que encarecería en 28 millones de pesetas unas obras presupuestadas en 79,5. Fuentes municipales consideran, sin embargo, que este planteamiento económico es sólo una excusa porque la licitación de las obras salió a la baja y que el dinero ahorrado da para soterrar las líneas eléctricas "y aún sobra".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de noviembre de 1998