Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

RÉQUIEM PARA EL AMIGO KIESLOWSKI

El compositor polaco Zbigniew Preisner, autor de las hermosas bandas sonoras que acompañaron las últimas películas de su paisano Krzysztof Kieslowski -Decálogo, La doble vida de Verónica y la trilogía Azul, Blanco y Rojo-, ha debutado en la música desvinculada del celuloide con una obra que desearía no haber tenido que escribir. Preisner había concebido una ópera con elementos de misterio que dirigiría Kieslowski en la Acrópolis de Atenas, con Krzysztof Piesiewicz como responsable del guión, pero la muerte del director de cine en marzo de 1996 desbarató todos los planes. "La vida quiso escribir un final diferente para nuestra historia", medita el compositor, que se ha rehecho de esta zancadilla del destino con la edición de Requiem for my friend (Réquiem por mi amigo), una despedida vibrante y emocionada que ha dirigido Jacek Kaspszyk al frente de la Sinfónica de Varsovia. Así, la primera obra no cinematográfica de Preisner ha resultado ser lúgubre y profundamente melancólica, pero en su segunda parte, titulada Life (Vida), resurge de forma tímida la reconciliación con el mundo cruel.- ,

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de noviembre de 1998