Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Amedo y Domínguez quedan hoy libres, un mes después de entrar en prisión por el "caso Marey"

Los ex policías José Amedo y Michel Domínguez saldrán hoy en libertad, tras haber acordado la Junta de Tratamiento del centro Victoria Kent restablecer el tercer grado penitenciario de que disfrutaban antes del 24 de septiembre, en que ingresaron para cumplir condena por el caso Marey. A esto se une que la juez de Vigilancia Penitenciaria ha dispuesto que recuperen el régimen especial que les permite no pernoctar en prisión. Son los primeros condenados del caso Marey en quedar libres . El ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja, dijo que en este asunto no ha tenido ninguna intervención el Gobierno, sino los responsables penitenciarios, que han decidido devolverles a su anterior situación.

Amedo y Domínguez saldrán en la mañana de hoy de la antigua prisión de Yeserías, tras la decisión adoptada ayer por la junta de tratamiento. Ésta ha decidido devolver a ambos al tercer grado penitenciario a raíz de una resolución del Tribunal Supremo, que la semana pasada acordó refundir la condena de ambos por el secuestro de Segundo Marey con la anterior de 108 años a que fueron penados en diciembre de 1991 por seis asesinatos frustrados.La decisión de las autoridades penitenciarias se basa en que el Supremo mantiene invariable el tiempo máximo de cumplimiento que tenían los internos (30 años) y "al no haber variado las circunstancias personales y penitenciarias que en su día motivaron la asignación del régimen abierto".

Por esta razón, la Junta de Tratamiento acordó restablecer el tercer grado en el que fueron clasificados el 26 de julio de 1994, que conlleva que deban acudir a pernoctar al centro de lunes a jueves. Sin embargo, ni siquiera tendrán que hacer esto, dado que la juez de Vigilancia Penitenciaria María del Prado Torrecilla dictó hace unos días una resolución -en respuesta a una petición formulada por el abogado Jorge Manrique- por la que mantiene el permiso especial de que gozaban los ex policías desde diciembre de 1994, que les permite dormir en sus domicilios y tener escolta.

Manrique, defensor de Amedo y Domínguez, cursó la solicitud ante la juez Torrecilla el mismo día en que el Supremo decidió que a los ex policías se les acumularan las penas. De esta forma, el letrado ha logrado que sus clientes recuperen el régimen de vida que se les concedió en atención a una petición formulada en tal sentido por el juez Baltasar Garzón el 19 de diciembre de 1994, coincidiendo con el estallido del caso Marey. La propia Torrecilla confirmó esta decisión en abril de 1995.

Amedo y Domínguez ingresaron el pasado 24 de septiembre en el centro de internamiento Victoria Kent después de que el Supremo les condenara por el secuestro de Segundo Marey, junto al ex ministro del Interior José Barrionuevo, el ex secretario de Estado Rafael Vera y otras ocho personas.

El defensor de Vera, Manuel Cobo del Rosal, mostró anoche su "perplejidad" por una excarcelación "que no se compadece con la más mínima racionalidad". Cobo del Rosal manifestó que no tiene ninguna noticia sobre la clasificación penitenciaria de Barrionuevo ni de Vera.

El ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja, aseguró ayer que el Gobierno no ha tenido intervención en la concesión de libertad de Amedo y Domínguez. El abogado de Amedo y Domínguez mantuvo contactos en 1994 con el actual vicepresidente primero, Francisco Álvarez Cascos, en el despacho del director de El Mundo, Pedro J. Ramírez, antes de que los ex policías acudiesen ante el juez Garzón a incriminar a sus compañeros y a sus superiores.

En la vista del juicio, Domínguez declaró que Álvarez Cascos, a través de su abogado, les prometió el indulto y que el presidente del Gobierno, José María Aznar, apoyaba "completamente" la operación. Cascos, que declaró como testigo, reconoció los contactos, pero aseguró que "jamás" prometió el indulto ni favor alguno a los ex policías. Pero se negó a revelar el contenido de la conversación, ocurrida apenas 11 días antes de que comenzara a aparecer un serial en El Mundo con las acusaciones de los ex policías.

Amedo ha pasado en prisión seis años de los 108 a que fue condenado por los seis asesinatos frustrados de los bares Batzoki y La Consolation, y un mes y tres días de la condena de 9 años y medio por el secuestro de Marey. Domínguez ha pasado el mismo tiempo aunque su segunda condena ha sido de dos años y cuatro meses.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de octubre de 1998

Más información

  • Los ex policías recuperan el régimen especial concedido en 1994 por la juez de Vigilancia