Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES EN EL PAÍS VASCO

Madrazo atribuye el descalabro de Izquierda Unida a la polarización de la campaña

Izquierda Unida (IU) sufrió ayer un descalabro electoral que reduce su presencia en el Parlamento vasco de seis a dos escaños y le impedirá formar grupo parlamentario. El candidato a lehendakari de IU, Javier Madrazo, atribuyó el calamitoso resultado obtenido por su formación a la polarización de la campaña electoral "entre nacionalistas vascos y nacionalistas españoles" y al "clima de estado de excepción" que ha precedido a las elecciones. Madrazo rechazó que la pérdida de cerca de 30.000 votos respecto a los resultados de 1994 sean un castigo del electorado a su apoyo al Pacto de Lizarra.

"Los resultados han sido malos". Con esta frase abrió Madrazo, pasadas las diez de la noche de ayer, su intervención ante los medios de comunicación. El candidato a lehendakari por IU-Ezker Batua salía de una reunión de urgencia con los miembros de la presidencia de la coalición en el País Vasco para valorar los resultados electorales. Flanqueado por un grupo de dirigentes de IU, Madrazo repitió varias veces en una comparecencia de diez minutos que la polarización de las opciones políticas entre "nacionalistas vascos" y "nacionalistas españoles" ha sido la causa de su bajón electoral."Hemos hecho una campaña limpia y explicativa sin entrar en el cruce de descalificaciones e insultos", afirmó el líder de IU esforzándose por esbozar una sonrisa en medio de la desolación que dominaba a sus colaboradores más cercanos y a los militantes que se habían acercado al hotel Indautxu, donde habían instalado su cuartel general. "El discurso de la racionalidad y el equilibrio no ha penetrado porque la polarización de la campaña ha sido extraordinaria".

Madrazo rechazó que la participación de IU en el Pacto de Lizarra haya provocado el bajón electoral. Madrazo afirmó taxativamente que firmaron el acuerdo de los nacionalistas "por convencimiento político" y no por razones electorales. Para el líder de IU ha sido más trascendente "el miedo que se ha metido en la campaña", que ha llegado a crear en Euskadi "un estado de excepción".

"El pacto de Lizarra no ha tenido repercusión", aseguró. "Se han formado dos bloques en esta campaña y no nos hemos situado en ninguno". Madrazo se esforzó en señalar que "IU tiene más sentido que nunca porque sería muy negativo para la convivencia que se polarizara Euskadi en dos bloques enfrentados".A pesar de la rotundidad de los resultados, Madrazo dijo que no se había equivocado de campaña, en la que ha pretendido responder "a los problemas de la gente". También se refirió al perjuicio sufrido por IU a causa de la ley electoral: "Es injusta, pero es la ley que tenemos".

El líder de IU en el País Vasco se comprometió a "trabajar con firmeza" para "sacar rentabilidad" a los dos escaños que ocupará IU en el Grupo Mixto del Parlamento vasco y demostrar que es necesaria una fuerza política "que no apuesta por el frentismo". La dirección de IU celebrará hoy mismo una reunión de análisis y valoración de los resultados obtenidos en la jornada electoral para averiguar la causa del descenso de votos.

IU entró por vez primera en el Parlamento vasco en 1994 con unos resultados extraordinarios: seis escaños equitativamente repartidos en las tres provincias, que le permitieron formar grupo parlamentario. Los 70.000 votos conseguidos ayer quedaron a más de 30.000 de distancia de los obtenidos la pasada legislatura.

Madrazo pronosticó que con la consolidación de la tregua cambiará el panorama en el Parlamento de Vitoria. "Cada fuerza política se verá obligada a hacer política. La no violencia implicará las mejores condiciones para plantear acciones desde la racionalidad y la normalidad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 26 de octubre de 1998

Más información

  • La coalición de izquierdas pierde cuatro escaños y pasará al grupo mixto en la Cámara de Vitoria