Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EMPRESAS» Midi-Plant Andalucía S. A.Datos de interés

Perejil para las salsas europeas

Bent Ansen, danés de 48 años, ignora si en Europa los parados son devotos de San Pancracio, ese santo al que, bien escoltado por perejil fresco, se le supone la capacidad de conceder empleos. No parece esa la teoría que mejor se adapta al trabajo de su empresa, Midi-Plant, una firma de Conil radicada en el Polígono Pelagatos de Chiclana, que cada año exporta unas 400 toneladas de perejil fresco a Alemania, Dinamarca e Inglaterra, por un valor cercano a los 80 millones de pesetas, el 20% de la facturación total de la firma, que también exporta patatas, zanahorias y coles. De las 225 hectáreas de buena tierra conileña, 26 se dedican en exclusiva al cultivo del perejil, 120 a las zanahorias, 50 a las patatas y el resto a las coles. Es una superficie suficiente para cubrir la demanda estacional del mercado europeo. Ansen, ingeniero agrónomo, lo vio claro con rapidez. "Esos países pueden cultivar el perejil sólo entre abril y noviembre. A partir de ahí hace frío, nieva y es imposible. Entonces comenzamos nuestra producción", dice. Durante el invierno europeo, Midi-Plant hace su agosto. "Consiste en adaptarse al mercado, en analizar qué podemos ofrecer y qué nos pueden demandar y después, claro está saber abrir hueco de mercado", añade. Desbrozar ese camino fue lo más trabajoso para Ansen desde que se puso manos a la obra con esta empresa hace tres años. El ingeniero había llegado a estas tierras más cálidas ocho antes, tiempo que pasó trabajando como gerente de la finca Las Lomas, una de la mayores explotaciones agrícolas de Europa, que el grupo kuwaití Kio poseía en Benalup (Cádiz) . "Lo más difícil es abrir el mercado, ganarse la confianza de los mayoristas y ser constante en la calidad", comenta Ansen. Para ello Midi-Plant ha implantado un sistema estricto para controlar la calidad de sus producciones. "Lo que no obtiene la máxima calidad no lo vendemos", asegura Ansen. No menos importante es adaptarse alas demandas específicas de cada mercado, porque resulta que el mundo del perejil tiene más cavidades de las que se aprecian a simple vista. Los alemanes y los daneses piden el perejil rizado fresco en manojos de 250 gramos. Los ingleses, en cambio, prefieren el perejil liso picado a granel en envases de cinco kilogramos. Cualquiera de ellos se vende entre 250 y 300 pesetas el kilogramo. Existe una tercera variedad de perejil que se cultiva: el cilantro, cuya cuota de mercado en Alemania ha aumentado espectacularmente gracias a los inmigrantes hindúes que residen en aquel país. Midi-Plant compite con el cilantro egipcio, al que aventaja por tener una mejor red de comunicaciones. Pero todo lo que concierne a esta planta umbelífera, herbácea, hay que hacerlo con mimo y con rapidez. Mucha rapidez. Cuando la mata alcanza los 20 centímetros de altura, después de 12 semanas, se corta. "Se corta rápido, se lava con agua fría sin perder tiempo y antes de 48 horas está en Londres o en Copenhague, fresca y lista para ser consumida", dice Ansen. Allí los mejores cocineros la usarán para condimentar sus salsas. "Sólo así podemos vender el perejil, con calidad y como recién cortado. De otra manera, se pone lacio", dice el gerente de la empresa. No dejan de asombrar las expectativas comerciales del perejil, un producto de escaso relieve comercial que en muchos lugares de Andalucía se suele regalar con la compra diaria. "No tengo ni idea de por qué se regala, porque cultivarlo cuesta trabajo, así como recolectarlo y hacer los manojitos y, como se ve, tiene mercado", razona Ansen, quien recuerda que en Conil hay muchas familias que viven sólo del perejil. Midi-Plant es la única empresa de España que exporta perejil al exterior, según su gerente, aunque existen cooperativas como la conileña de la Virgen de las Virtudes que comercializó el pasado año un millón de manojitos de este producto en los mercados centrales de otros puntos de España como Madrid, Granada, Córdoba y Sevilla. Esta planta, englobada en el grupo de hortalizas aprovechables por sus hojas, se situó entre las diez primeras, atendiendo a su volumen de facturación. El perejil, oriundo del Mediterráneo oriental, ya sirvió a los griegos y a los romanos como aromatizador y sazonador de sus guisos y combina sus sorprendentes posibilidades comerciales con otras propiedades nutritivas. Cada 100 gramos de ese complejo vitamínico de perejil conileño tienen un valor energético de 62 calorías.Dirección Carril de la Fuente 9, Conil (Cádiz) Empleos 6 fijos y hasta 80 eventuales Facturación 400 millones de pesetas Producción Exportación de horticultura Cuando la mata alcanza 20 centímetros, se corta rápido, se lava y en 48 horas está en Londres

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 26 de octubre de 1998

Más información

  • Una firma vende al año 400 toneladas del condimento a países del norte