Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Junta y Gobierno dicen que la limpieza del vertido se ha hecho en el plazo previsto

Hoy se cumplen seis meses del accidente de Aznalcóllar

Hoy se cumplen seis meses desde que en la madrugada del día 25 de abril, la explotación minera propiedad de la empresa sueca Boliden Apirsa, situada en la localidad sevillana de Aznalcóllar, vertiera 4,5 millones de metros cúbicos de residuos tóxicos que inundaron el Río Guadiamar, el principal aporte hídrico del Parque Nacional de Doñana. A pesar de los enfrentamientos y entredichos de los grupos ecologistas, las administraciones se muestran optimistas y ven cumplidas su expectativa de concluir la limpieza de la zona en octubre.

A lo largo de estos seis meses han sido numerosas las críticas de los grupos ecologistas, que siguen poniendo en entredicho la eficacia de esta limpieza, y que venían alertando de las filtraciones de la balsa desde 1996. Por todo ello, piden las dimisiones de los consejeros de Trabajo e Industria y Medio Ambiente, Guillermo Gutiérrez y José Luis Blanco, respectivamente, así como de la ministra de Medio Ambiente, Isabel Tocino, al considerarlos los "últimos responsables" del incidente. La rotura, cuyas causas aún se investigan, se produjo sobre las 4.30 horas inundando con aguas y lodos altamente contaminantes 4.286 hectáreas de superficie de la ribera del río Guadiamar y las fincas agrícolas colindantes correspondientes a 10 municipios sevillanos, donde se desarrollan las tareas de limpieza en las que las administraciones han invertido hasta ahora 10.000 millones de pesetas. En esta zona Gobierno y Junta vienen actuando todavía con carácter de emergencia a través de una comisión de coordinación dirigida por el delegado de la Junta en Sevilla, José Antonio Viera, y el ex presidente de la Autoridad portuaria hispalense Félix Pérez Miyares. Pérez Miyares, medio año después del vertido comenta: "Mirando atrás con perspectiva y sin agobios de lo grave y lo emergente se puede decir que el trabajo se ha hecho bastante bien y hoy está ahí para que lo vea el que quiera". Viera indicó: "A partir de ahora se abre un nuevo reto que pasa por que en la cuenca del Guadiamar sea compatible la explotación minera respetando el medio ambiente, en una zona tan sensible como el parque natural de Doñana y el propio Parque Nacional". Por su parte, el director general de Boliden Apirsa, Ola Fdgremo, recordó que el compromiso de la empresa con las administraciones, tras el vertido tóxico de las minas de Aznalcóllar, "sólo comprende la limpieza y recuperación del tramo norte y la recompensa a los agricultores por la cosecha del primer año". Así, advirtió al consejero de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía, Paulino Plata -que reclamó a Boliden el reembolso de 5.500 millones por las tierras agrícolas-, que, "aparte de esto, lo que se desprenda del proceso jurídico en marcha en los tribunales sólo son especulaciones y no se puede decir nada al respecto". En esta línea, anunció que la multinacional sueca "no va a participar" en el proyecto del corredor verde para el que la Junta está adquiriendo los terrenos agrícolas. Boliden estima que la restauración de la zona debería limitarse a limpiar y restaurar el terreno afectado para devolverle el uso anterior.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 25 de octubre de 1998