Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Defensor del Menor pone reparos a la 'guardería interactiva'

Al defensor del Menor de la Comunidad, Javier Urra, no le convence la guardería que desde hace cuatro días emite en directo, vía Internet, imágenes de los niños para que las vean sus padres: "El niño es un ciudadano y tiene derecho a su intimidad", explica. El Defensor del Menor estudiará con detenimiento el nuevo servicio que, en su primer día de funcionamiento, recibió la visita de 16.000 curiosos.

Javier Urra considera que el sistema que ofrece las imágenes de los pequeños por la pantalla del ordenador puede ocasionar efectos no deseados. "Entre los padres, puede crear angustias al ver, por ejemplo, una pelea infantil". Los padres no comparten esos reparos y están satisfechos con el nuevo servicio. Desde el 18 de octubre, y de 11.00 a 12.00, los padres de los niños que van a la escuela infantil Casa Menuda, en San Sebastián de los Reyes, pueden ver lo que hacen sus hijos en el centro a través de la pantalla de su ordenador, vía Internet. El proyecto, denominado Babynet y patrocinado por la Unión Europea, permite sólo a los progenitores, que acceden con una clave especial, ver imágenes en directo de las actividades, tanto docentes como recreativas, de sus pequeños.

El sistema, inaugurado el domingo pasado simultáneamente en Madrid, Barcelona, Sevilla, Zaragoza y Valencia, representa una novedad absoluta en Europa y ha despertado el interés de muchos internautas. En una demostración con imágenes grabadas, se esperaban 200 llamadas, pero en su primer día de funcionamiento 16.000 personas intentaron comunicarse con la página web de Casa Menuda, lo que originó el colapso del servidor informático.

Padres tranquilos

Según uno de los propietarios de Casa Menuda, Gerjo Pérez, "este programa permitirá a los padres estar más tranquilos durante el tiempo que permanecen separados de sus hijos, ya que podrán ver lo que hacen y cómo se encuentran". Pérez lo considera, además, una buena forma de involucrar a los progenitores en las actividades del centro. La finalidad del proyecto no es, según Pérez, vigilar constantemente a los niños y a sus educadores, sino "compartir el programa educativo con los padres". Pérez considera que el Babynet no constituye una amenaza a la privacidad de los niños, que desconocen la existencia de las cámaras. Nadia Sánchez, madre de una de las niñas de la guardería interactiva, afirma que en el futuro aprovechará regularmente el servicio. Nadia no ve ningún peligro en el Babynet. "Me conectaré algún día para ver qué hace la niña en otro ambiente, fuera de la casa", concluye. El acceso a Babynet para los padres interesados se hace a través de www.baby-net.org.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de octubre de 1998

Más información

  • Un centro ofrece a los padres imágenes de sus hijos por Internet