Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pujol: "Sólo Dios sabe si las elecciones serán en marzo o en septiembre; sea cuando sea, estad preparados"

"¿Marzo o septiembre? Sólo lo sabe Dios. Sea cuando sea, estad preparados". Con estas palabras, casi una cita bíblica, el presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, se dirigió el pasado viernes por la noche a las nuevas generaciones: la Joventut Nacionalista de Catalunya (JNC), que ha celebrado su mayoría de edad -los 18 años de existencia- en Girona. El presidente de CDC aseguró que hasta el 2000 no se negociaría nada trascendental con el Gobierno central y fijó el verano del año 2001 como fecha límite para pactar una nueva financiación. Pujol reiteró a los cachorros de su partido que los resultados de las próximas elecciones, una vez reconocida la dificultad de obtener una mayoría absoluta, deberían dar a CiU más de los 60 diputados de 1995, informa Gerard Bagué. El presidente del comité de gobierno de UDC, Josep Antoni Duran Lleida, tiene una visión más terrenal de quien debe convocar las elecciones: sólo Jordi Pujol puede decidir cuándo conviene celebrar elecciones autonómicas. "Jordi Pujol tiene fuerza moral y política suficiente para decidir cuándo cree que es mejor para el país hacer elecciones", añadió Duran. Según el dirigente de Unió, el presidente de la Generalitat tiene esa "fuerza moral y política" porque "si algún político ha hecho siempre elecciones cuando ha tocado, agotando el periodo electoral correspondiente" ha sido Jordi Pujol. No obstante, "hoy el único calendario electoral es febrero o marzo, y si hay razones para volver a la fecha para que convenga acabar la legislatura, será cuando convenga al presidente de la Generalitat", explicó el líder democristiano en Vilassar de Mar (Maresme), donde clausuró una jornada sobre Mundo local y medio ambiente organizada por su partido, informa Diego Belmonte. El presidente de UDC reconoció que hay argumentos para avalar las tesis de celebrar las elecciones en la primavera y en otoño, pero consideró que los ciudadanos "no entenderán y no apreciarán" por qué se inicia este debate. Por otro lado, Duran Lleida arremetió contra los líderes socialistas que en la última semana han criticado a los nacionalistas catalanes y vascos. Según el dirigente democristiano, "las viejas glorias socialistas" pretenden con este tipo de declaraciones "tapar las miserias del socialismo español, tapar una profunda división" interna en el PSOE. El responsable de UDC lamentó esas divisiones internas y también "que haya cada fin de semana gente alrededor de la prisión de Guadalajara". En opinión de Duran Lleida, UDC no puede "caer en la trampa de entrar en un camino equivocado y peligroso para todos en la confrontación del nacionalismo español contra el nacionalismo catalán". A juicio del dirigente de UDC, Cataluña no debe "abordar un esquema de nacionalistas contra no nacionalistas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de octubre de 1998