Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat reduce su morosidad de siete a tres meses

El Gobierno catalán paga mejor que antes. Los datos recogidos por la Cámara de Contratistas de Cataluña indican que, a 30 de septiembre de 1998, la demora en los pagos, que hasta hace poco era de entre seis y siete meses, se ha reducido a entre dos y tres meses. La ley acepta retrasos de 60 días, por encima de los cuales las administraciones deben añadir a los pagos los intereses correspondientes. La cámara ha denunciado reiteradamente los retrasos de las administraciones en los pagos y ha propuesto, para evitarlo, la publicación de las demoras de cada Administración entendiendo que se trata de un dato que el ciudadano debe conocer a la hora de evaluar la gestión de los gobernantes. Del mismo modo, en esta ocasión cree conveniente hacer público el esfuerzo del Departamento de Economía del Gobierno catalán, cuyo titular es Artur Mas, con vistas a reducir el plazo de los pagos hasta situarlo en términos asumibles por los proveedores. Un portavoz de la cámara añadió que esta reducción muestra claramente que el problema de las demoras en los pagos no es un problema insoluble y que lo que hace falta es "voluntad política para afrontarlo de una forma progresiva".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de octubre de 1998