Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Economía estudia revisar al alza la previsión de crecimiento para 1998

El secretario de Estado de Economía, Cristóbal Montoro, aseguró ayer que el Gobierno estudia la revisión al alza de la previsión de crecimiento para este año, actualmente en el 3,7%, en vista de la "positiva evolución" en el tercer trimestre del producto interior bruto (PIB) y de la inflación, que se mantendrá por debajo del 2% en septiembre, según adelantó. Montoro añadió que la previsión de crecimiento para 1999, del 3,8% después de ser rebajada una décima, es "prudente".

"Los indicadores parciales del tercer trimestre nos indican que la economía española ha seguido creciendo de manera rápida, bastante fuerte, lo que nos hace considerar que las estimaciones que tenemos podrían ser retocadas, teniendo en cuenta también el crecimiento del 3,9% registrado en el primer trimestre", aseguró ayer el secretario de Estado de Economía, Cristóbal Montoro.Señaló que el fuerte crecimiento registrado se compagina con una evolución de la inflación "muy satisfactoria", por lo que, según su análisis, "estamos ante un crecimiento económico importante para todo el año".

El secretario de Estado de Economía adelantó que su ministerio dispone de estimaciones muy "positivas" sobre la evolución del índice de precios al consumo (IPC) en el mes de septiembre. "Podemos bajar del 2% este mes, por lo que la inflación estará, muy probablemente, por debajo del 2,1% previsto para fin de año", aseguró Montoro.

Además, se mostró confiado en que España disminuya en septiembre el diferencial de inflación con la UE. "En otros países de la UE, la inflación tenderá a subir desde los niveles actuales, anormalmente bajos, ya que su recuperación económica no se está basando en un crecimiento intenso del consumo y de la inversión, como sucede en España", dijo.

Más optimismo

Montoro insistió en la posición de crecimiento económico "sólido y bien configurado" de España para afrontar de la mejor manera las consecuencias de la crisis financiera internacional."Esto significa también que son prudentes las previsiones de crecimiento para el próximo año", puntualizó. El Gobierno rebajó la previsión inicial de crecimiento para 1999 del 3,9% al 3,8% como consecuencia de la crisis en los mercados. "Lo demuestra que en septiembre la venta de automóviles se haya mantenido alta y el índice de confianza del consumidor esté en máximos históricos desde 1986", añadió.

Reiteró su llamamiento a la moderación salarial afirmando que los últimos convenios firmados han situado la subida salarial media en lo que va de año en el 2,4%, "que es una evolución correcta, teniendo en cuenta que se está generando bastante empleo", dijo. Respecto a la marcha del mercado laboral, adelantó que en 1998 se crearán "más de 400.000 empleos netos", lo que, según su análisis, pone de manifiesto que las reformas económicas articuladas por el Gobierno han sido "acertadas" en lo referido a corrección del déficit público y la flexibilidad en el mercado de trabajo, pero insistió en la necesidad de profundizar en ellas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 12 de octubre de 1998

Más información

  • Montoro cree que el 3,7% se queda corto según evoluciona el PIB