VALENCIA

El PP da licencia a los minicines de la calle de Russafa pese a incumplir normas de seguridad sobre espectáculos

El equipo de Gobierno municipal del Ayuntamiento de Valencia, en manos del PP, acordó ayer otorgar la licencia de actividades al complejo de 14 salas de minicine previsto en el solar del antiguo cine Lys, en la calle de Russafa, pese a que el proyecto incumple claramente las normas sobre seguridad del Reglamento General de Policía de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas. El concejal socialista Miquel Albuixech anunció ayer que su grupo estudia interponer un recurso contencioso administrativo contra la decisión del equipo que dirige la alcaldesa Rita Barberá. El Reglamento marca que para locales con un aforo mayor de 1.500 espectadores (el complejo tiene cabida para 3.992) al menos dos de las calles limítrofes han de medir más de 12,5 metros de ancho. El solar tiene salida a tres calles peatonales: Russafa (13 metros), Mosen Femades (6) y Martínez Cubells (10). El reglamento pone además otra condición necesaria: la suma del ancho de las calles ha de ser superior a otro límite, 30 metros más otro metro por cada 100 espectadores que superen el aforo de 1.500 espectadores. Es decir, para la correcta evacuación de los multicines harían falta calles que sumen 54,92 metros, pero el ancho de las tres vías peatonales mencionadas sólo suman 29,5. Pese a esta situación, el concejal popular de Urbanismo, Miquel Domínguez, declaró ayer que la licencia se concede en aras de favorecer la revitalización del centro histórico. El proceso ha sido complejo. Antes de conceder la licencia, un técnico municipal de la Oficina de Espectáculos Públicos emitió dos informes contrarios (en agosto de 1997 y febrero de 1998) al proyecto al entender que se incumplían los criterios de seguridad. "La obra no es autorizable", concluía. Asimismo, la Dirección General de Interior (Consejería de Presidencia) esgrimió en mayo de este año que el reglamento estatal prevalecía sobre las normas básicas de protección contra incendios de los bomberos, bajo las que los multicines sí serían autorizables. Sin embargo, en julio, otro informe reciente de Interior (bajo la rúbrica del director general, José Luis Villanueva) cambia ese criterio, lo que da pie a que un tercer informe municipal (firmado por un técnico distinto) dé vía libre al ayuntamiento. Los socialistas no se explican esta "treta". El concejal del PSPV Rafael Rubio también critica los problemas de tráfico que causará la concesión a ese proyecto de un aparcamiento público de rotación para 160 vehículos, lo que abrirá al tráfico una de "las vías peatonales más antiguas" de Valencia (los coches entrarán por Martínez Cubells) e inutilizará el carril bus de Pascual y Genís.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS