Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Peleas de familia

La alcaldesa de Cádiz está irritada con la familia Pemán. Los hijos del escritor, indignados con la alcaldesa. Teófila Martínez los ha acusado esta semana de "traicionar" a la ciudad. Ellos han exigido una disculpa pública, que ni ha llegado ni va a llegar. Por medio, pública y teóricamente, la operación de venta de la casa y del legado del autor de La Viudita Naviera a la Caja San Fernando. Pero, soterradamente, han aflorado otros recelos ya habituales entre los dirigentes del PP de Cádiz -en su mayoría sin vínculos familiares o tradicionales con la ciudad- y los exponentes de la derecha gaditana de toda la vida, entre los que figuran miembros del Opus Dei y otros empresarios nucleados en torno a la extinta Alianza Popular. La operación de la casa de José María Pemán ha vuelto a cruzar el camino de Álvaro del Cuvillo, empresario marítimo que ya ha cumplido los setenta, liberal, monárquico y miembro de la Obra, con los de la alcaldesa, a su vez esposa de Santiago Cobo, presidente de la Confederación de Empresarios de Cádiz (CEC). Cobo pilotó hace unos meses la operación que desalojó a Del Cuvillo de la presidencia de la Cámara de Comercio de Cádiz, en cuyo sillón se sentaba desde hacía 16 años. "A Álvaro lo han echado sin contemplaciones, sin reconocimiento y sin homenajes", lamenta un empresario próximo al presidente saliente. Lo más paradójico fue que durante ese proceso, dirigentes del PSOE convencieron a otros empresarios del Opus Dei para que no aceptaran la oferta de la CEC para presidir la Cámara: una comunión coyuntural de intereses entre los socialistas y un sector de la derecha a la derecha del PP. Los caminos se han cruzado de nuevo, justamente, en el número 4 de la plaza de San Antonio, en la finca de trazado clásico gaditano que acaba de adquirir la Caja San Fernando, por una cantidad que no ha trascendido. Del Cuvillo está casado con Pilar Pemán, hija del escritor y propietaria de la casa. El consignatario de buques ha sido el promotor de la venta del inmueble, lo que ha enfadado tanto a Teófila Martínez, quien apostaba por que el fondo bibliográfico hubiera sido gestionado por un fundación integrada por varios colectivos y radicada en el Casino Gaditano, un edificio de mérito situado junto a la casa de la discordia. El PP ha utilizado esta semana varios argumentos para mostrar su oposición -muy cuestionada en círculos culturales de la ciudad- a la venta del legado de Pemán a la Caja. Primero, afirmó que no estaba garantizada su permanencia en Cádiz. "Nunca ha entrado en nuestros planes y sería una torpeza plantearse esa posibilidad", dijo el miércoles Juan Manuel López Benjumea, presidente de la entidad de ahorros. El concejal de Hacienda y consejero por el PP en la Caja, José Blas Fernández, anunció que pediría explicaciones a la entidad "por haber llevado las negociaciones en secreto" y dirigentes populares aseguran en privado que a Teófila Martínez le ha molestado que no hayan contado con el Ayuntamiento para la operación. Las partes han empleado también argumentos más gruesos. "Que no olvide la familia que el Ayuntamiento pagó el gasto del traslado de los restos de su padre a la cripta de la catedral", recordó Fernández. "Hemos invitado a la alcaldesa a conocer la casa y la biblioteca y nunca ha venido por aquí", sostuvo el hijo del escritor, José María Pemán. La Caja San Fernando va a convertir el edificio en sede de su obra sociocultural y estudia hacer del lugar un centro de estudios pemanianos. La biblioteca del escritor cuenta con en torno a los 14.000 volúmenes. Pemán intervino en la Unión Patriótica durante la dictadura de Primo de Rivera, fue ministro de Educación con Franco en la Junta de Burgos y evolucionó hacia la solución monárquica y fue presidente del Consejo Privado de Don Juan de Borbón. La Caja ha encontrado un edificio de referencia en el centro de Cádiz. El PP y la derecha tradicional gaditana, otro motivo para evidenciar sus diferencias.

MÁS INFORMACIÓN

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 5 de octubre de 1998

Más información

  • La disputa por el legado de Pemán evidencia la pugna entre el PP y la derecha tradicional de Cádiz