Una resolución del Congreso de 1995 condiciona la intervención de España

El Grupo Socialista pidió ayer la comparecencia urgente en el Congreso de los ministros de Exteriores y Defensa, Abel Matutes y Eduardo Serra, para que informen sobre la posición del Gobierno en torno a la crisis de Kosovo y la eventual intervención de tropas españolas en una operación militar. Fuentes de dicho grupo recordaron que está vigente una resolución, aprobada el 24 de octubre de 1995 por unanimidad en el pleno del Congreso, que dice textualmente: "La participación española en operaciones de paz se hará siempre bajo la autoridad de Naciones Unidas y por mandato de su Consejo de Seguridad. Requerirá la existencia de un mandato que defina claramente los objetivos políticos de la misión, los medios necesarios para la consecución de dichos objetivos y el plazo previsto para la operación". Hasta anoche, las resoluciones del Consejo de Seguridad, incluida la aprobada el pasado día 23, no cumplían dichos requisitos, pues su redacción es deliberadamente ambigua.Responsables socialistas indicaron ayer que el PSOE no se opondrá a la participación española en una operación militar en Kosovo para poner fin a las matanzas de la población civil y obligar a Milosevic a cumplir sus compromisos, pero agregaron que el Gobierno debe acudir al Parlamento y buscar el consenso de las demás fuerzas políticas. "El Gobierno no puede saltarse unilateralmente la resolución de 1995. Si hay que hacer una excepción, debe ser con el apoyo del Congreso, que es el que la aprobó", añadieron.

Más información

El Gobierno español ha aceptado contribuir al ataque aéreo con cuatro cazabombarderos F-18 y un avión Hércules KC-130 de reabastecimiento en vuelo, actualmente desplegados en Aviano (Italia). Otro contingente similar, que se encuentra en situación de alerta en sus bases en España, podría ser enviado a la zona para reforzar al anterior o relevarlo en la vigilancia del espacio aéreo de Bosnia.

Los planes elaborados por la OTAN en los últimos meses incluyen el envío a Kosovo de unos 1.500 soldados españoles, de la Legión o la Brigada Paracaidista, como parte del Cuerpo de Ejército de Reacción Rápida del Mando Aliado de Europa (ARRC), pero se trata de una previsión puramente teórica, pues inicialmente se descarta el despliegue de tropas terrestres.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 01 de octubre de 1998.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50