Mil personas protestan ante la verja del Peñón contra la presión a los pesqueros

La primera de las concentraciones convocadas por los pescadores de Algeciras ante la verja de Gibraltar para protestar por la actitud hostil de las autoridades del Peñón, que impiden faenar a la flota que trabaja con artes de cerco en aguas próximas a la colonia, reunió ayer a más de 1.000 personas, según la Policía Local de La Línea de la Concepción (Cádiz), y a unas 2.000, según los convocantes. Hoy siguen las protestas.

Los pescadores profirieron gritos en contra del Gobierno de Gibraltar, presidido por Peter Caruana, al que acusaron de ser el culpable de la tensa situación que se viene produciendo desde hace meses en aguas de la Bahía de Algeciras (Cádiz), que las autoridades gibraltareñas consideran de su jurisdicción. Algunos de los participantes en la protesta llegaron incluso a pedir el cierre de la frontera.La concentración se desarrolló sin incidentes, aunque hubo un momento de tensión cuando una ambulancia intentó salir del Peñón en dirección a España. Los manifestante la retuvieron durante unos minutos, durante los que hubo algunos gritos airados, pero finalmente la dejaron partir.

Esteban Mena, presidente de la Federación Andaluza de Cofradías de Pescadores, calificó de "lamentable" el que los pescadores tengan que llegar a la acción directa para llamar la atención de las autoridades.

Aviso a Gibraltar

El patrón mayor de la cofradía algecireña aseguró que durante toda la protesta "hubo miedo" a que se produjeran incidentes. "Pero me he dado cuenta de que los pescadores lo único que queremos es pescar y no entrar en otras guerras con Gibraltar", agregó. Mientras, su homólogo linense, José María Rodríguez, manifestó que con esta concentración lo que se pretende es "dar un aviso a Gibraltar para ver si recapacita y cambia de actitud". En la concentración también se dieron cita representantes de todas las fuerzas políticas, entre los que se encontraban el alcalde de Algeciras, el andalucista Patricio González, quien insistió en que la protesta no se dirigía contra los vecinos de Gibraltar. "Aquí solamente estamos por el problema de la pesca", precisó González.Por su parte, el alcalde linense, el popular José Antonio Fernández Pons, declaró que no entiende la actitud del Gobierno gibraltareño, "porque los pescadores llevan realizando su trabajo en estas aguas antes incluso de que La Línea fuese ciudad". Los pescadores volverán a concentrase a las once de la mañana de hoy ante la verja del Peñón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 25 de septiembre de 1998.

Archivado En:

Te puede interesar

iAhorro

Lo más visto en...

Top 50