Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La pastilla más famosa

El Colegio de Farmacéuticos de Vizcaya celebra su centenario elogiando a la aspirina

El Colegio de Farmacéuticos de Vizcaya celebró ayer el centenario de su nacimiento homenajeando a una de sus principales aliadas: la aspirina. Este producto, que comercializa la empresa alemana Bayer desde finales del siglo pasado, es uno de los medicamentos sin receta que más ingresos económicos ha proporcionado a las farmacias de todo el mundo. En concreto, desde 1989, año en que se patentó el principio del ácido acetilsalicílico descubierto por Hoffman, Bayer ha vendido 350 billones de aspirinas en todo el planeta y sólo en 1997, se han vendido en el País Vasco 44 millones de estos comprimidos blancos. El Colegio de Farmacéuticos, que dirige Iñaki Linaza, celebró ayer de la mano de la firma Bayer una jornada de conferencias dedicadas, por la mañana, a las amas de casa de la asociación Etxekoandre y, por la tarde, a los profesionales del sector. El escenario del encuentro fue un hotel bilbaíno, donde se expusieron una veintena de carteles publicitarios de la aspirina realizados entre 1920 y 1960. La exposición ofrece, a través de carteles franceses, alemanes, turcos y chinos, un pedazo de historia de la publicidad y de la estética de los últimos 40 años. Ante un nutrido grupo de amas de casa, el presidente de los farmacéuticos vizcaínos describió la aspirina como "uno de los principales aliados contra el dolor". La sentencia de Linaza coincide con la de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que ha colocado al ácido acetilsalicílico entre los principales analgésicos, junto a la codeína y la morfina. Este organismo sanitario ha elevado a las alturas a la aspirina por sus propiedades, su bajo coste y su disponibilidad en todo el mundo, según se explicó ayer en el centenario de los farmacéuticos. La aspirina nació el 10 de agosto de 1897 en el pueblo alemán de Bayer. El joven Felix Hoffman sacó este principio activo contra el dolor de la corteza de un sauce blanco. El joven Hoffman, que buscaba en el bosque algún remedio contra la artritis reumatoide que sufría su padre, terminó descubriendo el que ha sido catalogado como el fármaco más famoso del mundo. Su eficacia contra los dolores de cabeza, los más comunes en el ser humano y que sufren especialmente las mujeres en edad fértil, hace que cada segundo se consuman 2.500 aspirinas en el mundo y que cada español consuma 17 de estos comprimidos al año, señalaron en Bilbao los responsables de Bayer, que destacaron también las propiedades del ácido acetilsalicílico contra los dolores reumáticos, neurálgicos, inflamaciones y en la prevención del infarto de miocardio. Leverkusen (Alemania) es la sede del grupo Bayer, que comercializa la aspirina en 90 países del mundo y que facturó sólo en España en 1997 más de 47.000 millones de pesetas. Este monstruo empresarial, que vendió 8.000 millones de pesetas de este analgésico a los españoles el año pasado, cuenta con una plantilla de 3.100 personas en el país.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de septiembre de 1998