Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La tragedia buscó a Fátima en la otra orilla

La joven marroquí que cruzó el Estrecho embarazada en patera no fue al entierro de su madre por no tener visado

Varios familiares directos de Fátima Sadiki, la joven marroquí que cruzó el Estrecho en una patera previo pago de medio millón de pesetas, a pesar de estar embarazada de ocho meses, fallecieron el pasado fin de semana en Marruecos en un accidente de circulación. Los allegados de Sadiki, entre los que se encontraban su madre y varios tíos, habían iniciado el viaje desde Kenitra, su lugar de residencia, para cruzar el Estrecho y visitar a Fátima y su hija Sohora en Algeciras (Cádiz). Después de la alegría que significó el nacimiento de la pequeña en el hospital algecireño de Punta Europa -y que evitó la repatriación de la inmigrante-, Fátima Sadiki ha recibido un duro varapalo, agravado por no haber podido desplazarse hasta Marruecos para acudir al entierro.Aunque inicialmente decidió regresar a su país, miembros de la organización humanitaria Algeciras Acoge le desaconsejaron el viaje, dada su situación de inmigrante clandestina. Fátima Sadiki goza de una situación especial, a pesar de carecer de la documentación para estar en el país y de haber sido detenida por la Guardia Civil el pasado 30 de julio, junto a los 14 ocupantes de la patera en la que viajaba. La joven, debido a su embarazo, recibió una autorización expresa para continuar en el país, junto a su marido -un inmigrante con los papeles en regla-, hasta dar a luz.

Algeciras Acoge está batallando para lograr que reciba el permiso oficial que le permita regularizar su estancia en el país. El marido de Fátima está tramitando en Marruecos los papeles necesarios para lograr el visado que regularice la situación de la joven. Sadiki, después del accidente de sus familiares, repetía ayer con pesar: "Lo único que quiero es poder tener los papeles para ir a Marruecos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de septiembre de 1998