Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El déficit del Estado aumentó un 15,1% en agosto y acumula el 0,9% del PIB

Agosto ha truncado la trayectoria descendente del déficit público durante este año. El saldo en caja de ingresos y pagos del Estado ha sido en agosto un 15,1% superior al del mismo mes de 1997, si bien lo acumulado en los ocho primeros meses presenta todavía un descenso del 39,5%. En contabilidad nacional (criterio Maastricht), la reducción del déficit es del 41,1% y se sitúa en el 0,9% del PIB. Hasta la fecha, el Gobierno ha elevado el gasto en más de 650.000 millones respecto de lo inicialmente aprobado por las Cortes.

En contra de lo habitual, agosto ha sido un mes de alta actividad en los ministerios. Los gastos han aumentado un 12,2% en prácticamente todas las partidas, mientras que los ingresos han crecido un 11,4%. En consecuencia, el déficit de caja no financiero del Estado (saldo de tesorería) ha crecido en ese mes un 15,1% respecto de agosto de 1997. Es la primera vez en lo que va de año que el déficit supera en un mes al mismo del año anterior.Pese a este revés, el déficit de caja en los ocho primeros meses del año se mantiene muy por debajo del de año anterior. Hasta agosto se ha reducido un 39,5% y alcanza los 810.100 millones de pesetas. Lo previsto para todo el año son 1,48 billones de pesetas.

El saldo de caja es más indicativo del comportamiento de los ingresos que del de los gastos. Los primeros entran prácticamente todos por caja, mientras que en los gastos lo significativo son las cantidades comprometidas, ya que los pagos pueden demorarse.

De acuerdo con este último criterio (el que se aplicó para el examen de Maastricht), el saldo entre ingresos y pagos comprometidos ha sido hasta agosto negativo en 763.700 millones de pesetas, el 0,9% del PIB (lo previsto para el año es el 1,8%) y un 41,1% menos que en el mismo periodo de 1997.

A efectos de caja, los ingresos acumulados hasta agosto han crecido un 6%, pese a que la recaudación por IRPF ha caído un 9,4%. Esto es debido a que este año se descuentan las transferencias a las comunidades autónomas por IRPF que se acerca a los 400.000 millones. Sin este factor, la recaudación por este impuesto ha aumentado un 10,2%.

Más inversiones

El efecto sobre el déficit de este cambio contable es nulo, ya que la misma cantidad habría que sumarla a los pagos. Éstos han aumentado un 1% hasta agosto, pero lo harían un 4,4% si se contase como gasto la transferencia por IRPF.Los pagos por intereses de la deuda crecen a un ritmo del 3% y es previsible que a final de año superen lo previsto en los Presupuestos. El motivo es el canje de deuda pública suscrita con anterioridad a tipos de interés altos, por títulos nuevos a tipos bajos. Este año se ha cambiado un billón de pesetas con un coste de 210.000 millones.

En cuanto a los gastos comprometidos, los últimos datos corresponden a julio. Hasta esa fecha, el Gobierno ha aumentado medio billón de pesetas el presupuesto inicial aprobado por el Parlamento (18,1 billones).

A ello hay que añadir dos créditos extraordinarios por valor de 164.000 millones de pesetas, aprobados en el último Consejo de Ministros. En su mayor parte están destinados al Ministerio de Fomento y, de ellos, 60.000 millones son inversiones para Cataluña.

El secretario de Estado de Presupuestos, José Folgado, justificó ayer estas desviaciones por el canje de deuda pública. Negó, en contra de lo planteado por el diputado de IU Pedro Antonio Rios, que los mayores créditos para inversiones respondan a las exigencias de CiU y a la proximidad de elecciones locales y autonómicas. Folgado reiteró que el próximo año la inversión pública será superior al 3% del PIB.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de septiembre de 1998

Más información

  • Las modificaciones presupuestarias superan los 650.000 millones