CCOO cree que el consejero de Economía es el "doberman" que suelta el Gobierno regional

El juego de los insultos, que los sindicatos y el Gobierno practican desde hace tres días, continuó ayer. Comisiones Obreras replicó al consejero de Economía, Luis Blázquez, quien un día antes declaró que "la cúpula sindical está asilvestrada" por llamar embustero a Ruiz-Gallardón. El secretario de comunicación de CCOO, Francisco Naranjo, reaccionó ayer contra Blázquez: "Sus declaraciones rezuman intolerancia e intentan apagar el fuego con gasolina. Cuando el PP, a escala nacional, acaba con los doberman, en Madrid, el Gobierno regional acaba de soltarlos", declaró a Europa Press.El motivo de la disputa es un plan para mejorar la escuela pública, aún no aprobado, que apoyan los sindicatos y el Gobierno.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS